Editorial | Compromisos en cambio climático a distintos niveles: ¿son suficientes?

15 September 2016

La ratificación del Acuerdo de París por parte de China y Estados Unidos en la antesala de la Cumbre del G-20 en China, a principios de septiembre, representa un importante impulso a la gobernanza climática mundial, pues se trata de los dos principales emisores del planeta. Pocos días después, Brasil, el más importante emisor de América Latina, también anunció lo propio. Otros más han seguido la tendencia.

La próxima reunión del 21 de septiembre convocada por el Secretario General de Naciones Unidas busca acelerar la entrada en vigor del Acuerdo que fuera firmado en diciembre pasado y adoptado en una ceremonia del más alto nivel en Nueva York en abril de este año. De hecho, la COP22, calendarizada para desarrollarse a mediados de noviembre en Marrakech, prepararía el proceso para ese fin.

¿Qué expectativas hay para que el Acuerdo de París efectivamente sea un hito en la lucha contra el cambio climático? ¿Son los esfuerzos suficientes?

El enfoque ascendente de las Contribuciones Determinadas Nacionalmente, que son la base de los compromisos de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, buscaba esa aproximación auténtica y eficaz, donde los países definieran el tono y la ambición de sus reducciones de gases de efecto invernadero.

La presión ahora, más allá de la entrada en vigor del instrumento internacional que podría ocurrir este mismo año, está en la consistencia y seriedad de la implementación de los compromisos en tiempo y forma.     

El acuerdo de París pretende limitar el incremento de la temperatura global a 2 ºC, pero los expertos señalan que no es suficiente y que apenas equivale a cerca de la mitad de los esfuerzos que se requieren para lograr dicho fin, estando más cerca de los 3 ºC con los compromisos actuales. A partir de 2018, y una vez que el acuerdo entre en vigencia, los países podrían ajustar e incrementar considerablemente sus planes, abordando la mitigación, la adaptación, el financiamiento y la cooperación en caso necesario.

En esta edición de Puentes aprovechamos la coyuntura para revisar algunos de los aspectos que entran en juego en esa agenda de implementación, así como aquellos que continúan pendientes de decisión, sobre todo con respecto al comercio y al cambio climático –relación indivisible debido a los efectos e impactos que transfieren y al rol que cada uno puede desarrollar en un escenario internacional interconectado–, aun cuando se han llevado a cabo avances en la liberalización de bienes ambientales.

Agradecemos su retroalimentación a puentes@ictsd.ch y los invitamos a seguir y comentar en nuestras redes sociales.

El equipo de Puentes. 

This article is published under
2 August 2011
Víctor. E. Tokman* Chile constituye una interesante experiencia para analizar los ganadores y perdedores de la globalización. Introdujo reformas estructurales durante casi cuatro décadas y acumuló...
Share: 
2 August 2011
Jorge Tovar* Colombia está a las puertas de implementar el Tratado de Libre Comercio (TLC) negociado con los EE.UU. hace ya cinco años. Pendientes aún de la ratificación del mismo por los EE.UU., las...
Share: