Histórico acuerdo en Bali da gran impulso a la OMC y a la economía mundial

8 December 2013

Los ministros firmaron formalmente su primer acuerdo comercial multilateral en casi dos décadas en la mañana del sábado en Bali, luego de varios días y noches de suspenso con reuniones donde parecía que no sería posible llegar a un acuerdo.

“Damas y caballeros, estoy feliz de informarles que por primera vez en nuestra historia la OMC puede entregarles resultados reales”, dijo el Director General, Roberto Azevedo, durante la ceremonia de clausura de la Conferencia Ministerial en la mañana del sábado. “Puede haber parecido imposible, pero se logró. Todos logramos resultados el día de hoy. Gracias”.

El anuncio generó una ovación de pie por parte del público, que había esperado noticias durante toda la noche. Dando por clausurada la reunión ministerial de manera oficial, el ministro de comercio de Indonesia, Gita Wirjawan, quien presidió el encuentro, se refirió a Bali como un lugar “donde los tratos se cierran”.

El acuerdo final comienza con una declaración ministerial de tres páginas, donde se reconoce la adhesión de Yemen y se adoptan decisiones sobre los 10 textos relacionados con los tres pilares del paquete de Bali: facilitación del comercio, algunos temas de agricultura y disposiciones referentes al desarrollo.

El paquete de Bali, según analistas, tiene el potencial de proporcionar un impulso sustancial al comercio mundial; algunas estimaciones indican que podría incrementar el PIB mundial en US$ 1 billón.

También cuenta con una serie de decisiones del Consejo General en áreas como comercio electrónico y quejas de no violación y situación respecto al Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el comercio (ADPIC), así como otros asuntos pendientes de las reuniones ministeriales de la OMC.

Adiós a la montaña rusa
El estado de ánimo durante la ceremonia del sábado por la mañana fue como de una euforia agotada. Solo un día antes, el sentimiento y la frase común entre los funcionarios visiblemente cansados era de de “simplemente no sabemos”; muchos tenían miedo de que los miembros pudieran no ser capaces de resolver sus diferencias con respecto a las reservas de alimentos o la facilitación del comercio.

Después de horas de espera e informes contradictorios a lo largo del viernes comenzaron a surgir noticias de que los miembros se acercaban a un acuerdo, a medida que el Director General seguía reunido con determinadas delegaciones a fin de encontrar un texto en torno al cual se pudieran crear consensos.

El proyecto de paquete se entregó a los ministros para que lo revisaran alrededor de las 8:00 pm del viernes e incluía un texto para resolver la diferencia entre los EE.UU. y la India sobre las reservas de alimentos, las cuales habían generado disputas durante días y pusieron el acuerdo de Bali en la cuerda floja.

En virtud de la alternativa que propuso Azevedo, conseguida luego de múltiples reuniones tanto con el Representante de Comercio de los EE.UU., Mike Froman, como con el ministro de comercio de la India, Anand Sharma, el texto compromete a los miembros a negociar una solución permanente, mientras que la cláusula de paz servirá como una solución provisional mientras esto ocurre.

El texto revisado también mantiene el plazo para concluir el trabajo sobre este respecto en un término de cuatro años, es decir, para la Undécima Conferencia Ministerial de la OMC en 2017, e indica que tanto las propuestas de negociación actuales como futuras deben tenerse en cuenta para tales propósitos. Asimismo, solo los sistemas de reservas de alimentos que existan a la fecha de la decisión estarán cubiertos por la nueva enmienda, advierte el acuerdo.

Además, el texto compromete a los países que utilizan la nueva flexibilidad a que se aseguren de que su sistema de reservas de alimentos no “afecte negativamente la seguridad alimentaria de los demás miembros”. Al igual que en versiones anteriores del proyecto, exige a los miembros a no distorsionar el comercio.

En materia de facilitación del comercio, las diversas cuestiones que se mantenían entre corchetes en la versión de proyecto de texto en la Sección I se abandonaron. También se eliminaron las referencias a los oleoductos y la infraestructura fija, un tema que había causado fricción entre la Unión Europea (UE) y Rusia. Otros asuntos, como el uso de agentes aduaneros, parecen haber llegado a soluciones de compromiso por parte de los miembros.

A medida que se produjeron cambios en los últimos días en los textos sobre facilitación del comercio, reservas de alimentos y administración de contingentes arancelarios, los otros proyectos de textos que se habían negociado en Ginebra básicamente permanecieron intactos.

Lucha hasta el final
La conferencia se prolongó hasta la madrugada del sábado, ya que los ministros comenzaron a llevar a cabo reuniones informales después de la medianoche para discutir los textos que Azevedo presentó y allanar cualquier preocupación aún pendiente.

Pakistán había sido uno de los que cuestionaba el contenido del texto sobre reservas de alimentos, sobre todo con respecto a las posibilidades de un eventual dumping por el exceso de granos en los mercados de países terceros. Pero de acuerdo a informes, retiraron sus objeciones cuando se llegó a un acuerdo sobre un texto más sólido en materia de salvaguardias.

Sin embargo, el drama principal de la noche giró en torno a Cuba, que se mostró inconforme y que contaba con el apoyo de Bolivia, Venezuela y Nicaragua, todos miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), en cuanto a la eliminación del texto que estaba entre corchetes respecto a la disposición sobre tránsito en el proyecto de texto sobre facilitación del comercio.

El texto apoyado por La Habana prohibía a los miembros aplicar medidas discriminatorias “a las mercancías en tránsito, embarcaciones u otros medios de transporte de otros miembros”, lenguaje que Cuba propuso como salida al embargo en su contra que impuso EE.UU. en 1960.

En la versión en limpio del texto, esa sección se había revisado para decir que los miembros “no deben buscar, aplicar o mantener restricciones voluntarias u otras medidas similares en el tránsito de mercancías”. Sin embargo, esto sería “sin perjuicio de reglamentos nacionales existente y futuros, acuerdos bilaterales y multilaterales relacionados con la regulación del transporte de conformidad con las normas de la OMC.”

La polémica sobre el tema del embargo continuó durante toda la noche y se resolvió hasta las primeras horas de la mañana del sábado. El acuerdo al que se llegó, que según fuentes es meramente político, incluye una línea en la declaración ministerial sobre el proyecto de texto de facilitación del comercio, la cual indica que “en este sentido, reafirmamos que el principio de no discriminación del artículo V del GATT de 1994 sigue estando en vigor”.

¿Resurgimiento de Doha?
Con la conferencia de Bali ya clausurada, los miembros están preparados para revisar el resto de las negociaciones comerciales de la Ronda y se comprometieron a preparar un programa de trabajo “claramente definido” en los próximos 12 meses sobre cómo abordar los asuntos pendientes.

Los ministros estuvieron de acuerdo en que lo primero que hay que tratar son las cuestiones del paquete de Bali que se dejaron a un lado en última instancia ya que los miembros no pudieron lograr “resultados legalmente vinculantes.” El trabajo sobre los temas que no se trataron a profundidad en la conferencia se retomará en los comités pertinentes de la OMC, dicta la declaración.

La Ronda de Doha fue formalmente declarada en estancamiento hace dos años. Los repetidos fracasos han sido una constante en las negociaciones a lo largo de 12 años y la mayoría de las áreas de trabajo de las mismas han visto pocos avances sustantivos desde el colapso de la conferencia “mini ministerial” de 2008 en Ginebra.

Las áreas más difíciles de las conversaciones versan sobre el acceso al mercado agrícola y no agrícola y las reformas a las políticas internas de apoyo agrícola. Los servicios, la tercera parte de la llamada “trinidad de acceso a los mercados”, prácticamente tampoco han visto ningún progreso desde hace años, hasta el punto que un subgrupo de miembros de la OMC actualmente está negociando un acuerdo plurilateral para su liberalización.

Cabe destacar que la declaración ministerial contiene un texto específico con respecto a un programa posterior a Bali: el trabajo sobre los asuntos de la Ronda de Doha que no se han abordado plenamente en la conferencia de esta semana “se reanudará en los Comités o los Grupos de Negociación pertinentes de la OMC”.

Además, afirma que el “programa de trabajo se desarrollará de acuerdo con la orientación proporcionada en la MC8 (Octava Conferencia Ministerial), incluida la necesidad de buscar formas que permitan a los miembros superar los obstáculos más significativos y fundamentales”, lenguaje que para la mayoría de los observadores se refiere a métodos como la posibilidad de buscar enfoques plurilaterales.

6 December 2013
Las negociaciones de la conferencia ministerial sobre un "pequeño paquete" de medidas comerciales estaban al borde del colapso la noche del jueves, a medida que el debate sobre las reformas que se...
Share: 
9 December 2013
Tras más de dos años postulando a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Costa Rica ha iniciado el camino para adherirse formalmente tras la invitación del organismo en...
Share: