Agricultura: Sin avances signifi cativos, pero con la voluntad de ir hacia adelante

1 December 2007

Las conversaciones sobre la agricultura en la OMC se cubrieron de un cierto optimismo en las últimas semanas. Mientras tanto, los delegados comerciales se esfuerzan por reducir sus diferencias.

La razón principal que generó el cambio de atmósfera podría ser el hecho de que los Miembros se han enfocado en encontrar la solución para una serie de temas que habían permanecido ‘trabados’ por años. El Embajador Crawford Falconer, quien preside dichas conversaciones, dijo en noviembre último que en la mesa de negociaciones había algunas ideas para llegar a un acuerdo, y que las mismas no habían sido rechazadas del todo. Él sostuvo que la voluntad existente es tratar de hacer avanzar las cosas.

Competencia de las exportaciones

Los negociadores han informado estar próximos a llegar a un consenso sobre la competencia a las exportaciones. Las discusiones se centraron en los documentos de trabajo preparados por el Crawford Falconer en el mes de noviembre. Los cuatro documentos, con un alto contenido técnico, se enfocaron en el fi nanciamiento a las exportaciones, empresas comerciales del Estado y ayuda alimentaria.

Los Miembros habían resuelto en la Conferencia Ministerial de Hong Kong el asunto más confl ictivo de este pilar de las negociaciones agrícolas. En dicha oportunidad se había convenido fi nalizar con los subsidios a las exportaciones para 2013. El presidente Falconer propuso desde entonces, que los países en desarrollo (PED) terminen con dichas prácticas para 2016. Las últimas notifi caciones hechas ante la OMC indican que sólo un pequeño grupo, dentro de los diez PED a los cuales les está permitido implementar tales ayudas, están haciéndolo actualmente.

Las últimas propuestas de Falconer solicitaban mayores detalles en el tratamiento de otras formas de ayuda a las exportaciones. Él sugirió que los programas sobre créditos a las exportaciones de los países desarrollados (PD) deberían autofinanciarse en un plazo no mayor a cinco años. En el caso de los PED el plazo sería de 6 a 7 años y medio. El periodo de reembolso de dichos créditos no debería superar los 180 días para los PD y 360 para los PED. Se acordó también que los compromisos de los Miembros en la materia, deberían cubrir cualquier elemento relacionado con los subsidios a las exportaciones en las empresas comerciales del Estado.

Por otro lado, la ayuda alimentaria internacional debería estar basada en las necesidades de los países receptores y no exclusivamente ligadas ‘directa o indirectamente’ a las exportaciones comerciales de bienes y servicios de los donantes. Preferiblemente, la ayuda alimentaria debería ser pagada en efectivo y producida a nivel local o regional.

Además, los países proveedores de ayuda deberán asegurarse que las donaciones en especie no desplacen a los productos locales o sus substitutos, disposiciones que no se aplicarían para la ayuda alimentaria en casos de emergencia. Una cuestión que resta dilucidar es si los países receptores pueden vender el alimento recibido en donación para disponer de más dinero en efectivo, cuando no se trate de una situación de emergencia.

Excepciones al acceso a los mercados

Los Miembros también intentaron aclarar un poco más el uso de las fl exibilidades que servirán para hacer frente a la reducción arancelaria. No obstante no se haya registrado ningún avance significativo, el presidente Falconer sugirió algunos números para su discusión.

Por ejemplo, Falconer preguntó si los Miembros aceptarían que los PED designen entre el 8 y 12 por ciento de sus líneas arancelarias como ‘especiales’. Se trata de productos sujetos a escasa o ninguna reducción arancelaria, basándose en cuestiones como la seguridad alimentaria, el sustento de los agricultores y el desarrollo rural.

En el proyecto de texto elaborado en julio último, Falconer se había abstenido de adelantar cifras. El presidente subrayó que los Miembros podrían desarrollar más bien indicadores para una selección de productos especiales (PE). La coalición de PED llamada G-33, prefi rió esta última opción.

Un progreso menor se registró en los dos temas claves que dividen a los Miembros, respecto del Mecanismo de Salvaguardia Especial (MSE), que será utilizado por los PED. El primer tema es si lo países pueden, de manera temporal, elevar las tarifas por encima de los aranceles consolidados en la OMC. El otro tema es si dicha salvaguardia sólo podrá ser aplicada cuando las estadísticas muestren un aumento en las importaciones y una caída en los precios.

Los Miembros continúan luchando con las cuestiones técnicas referentes al uso de información sobre los patrones de consumo. Tales indicadores se usarán para expandir el volumen de las cuotas de importaciones que serán ampliadas a cambio de proteger algunos productos agrícolas ‘sensibles’ de las potenciales reducciones. Sin embrago, son muy pocos los países que cuentan con estadísticas precisas que les permitan determinar claramente la parte de mercado que posee un producto en particular. Como una posible solución, el Presidente Falconer propuso establecer un ‘piso’ mínimo o bien establecer una expansión mínima de la cuota de importación.

Productos tropicales

No se ha logrado ningún avance respecto del mandato de Doha para la agricultura, referente a la más completa liberalización de los productos tropicales o de los productos cultivados como alternativa a los cultivos de los que se obtienen estupefacientes ilícitos. Este tema es de suma importancia para muchos países latinoamericanos, quienes el 1° de noviembre presentaron una extensa lista de productos tropicales/ alternativos, incluyendo a las bananas y el azúcar, así como frutas, arroz, cebollas, fl ores y tabaco. El Grupo de países de África, Caribe y Pacífi co busca extender el periodo de implementación de las reducciones arancelarias para productos como bananas y azúcar. De esta forma intenta evitar la rápida erosión de sus preferencias. Finalmente el Grupo también solicitó el establecimiento de un órgano especial, que asegure que los compromisos se han implementado íntegramente.

This article is published under
1 December 2007
Los años 2006-2007 han traído a la palestra el fenómeno del cambio climático en una avalancha de eventos, premiaciones y documentos de peso internacional. El tema está presente en todos los análisis...
Share: 
1 December 2007
La gran cantidad de solicitudes pidiendo mayor fl exibilidad respecto de las reducciones arancelarias en los bienes industriales han generado profundas divisiones entre los Miembros de la OMC. Las...
Share: