AMNA las posiciones no son convergentes, sino más bien divergentes

1 December 2007

La gran cantidad de solicitudes pidiendo mayor fl exibilidad respecto de las reducciones arancelarias en los bienes industriales han generado profundas divisiones entre los Miembros de la OMC.

Las negociaciones sobre acceso a los mercados no agrícolas, que se llevaron a cabo en noviembre ayudaron muy poco al Presidente de dicho comité, Don Stephenson, en la revisión del proyecto de texto sobre las modalidades, que él mismo presentara en julio último. La mayoría de los Miembros de la OMC había rechazado dicho texto por considerarlo poco balanceado con respecto a la reducción arancelaria propuesta a los países desarrollados (PD) y aquella propuesta a los países en desarrollo (PED). Otra crítica fue la diferencia que existiría en el nivel de ambición de dicho texto y aquel preparado por su par de agricultura.

Las últimas conversaciones sobre acceso a los mercados industriales se enfocaron en las excepciones para los PED respecto de la fórmula de reducción arancelaria general. Según el texto actual, dicha fórmula afectará los aranceles de unos 30 PED (incluyendo a la mayoría de las economías emergentes más grandes). El resto podrá benefi ciarse de reducciones menos drásticas, entre estos países se encuentran las economías pequeñas y vulnerables. El proyecto de texto presentado en julio permitiría a dichos países seleccionar el diez por ciento de los productos afectados por las reducciones arancelarias y someterlos a una reducción 50 por ciento menor de aquella establecida por la fórmula, siempre y cuando dicha maniobra no cubra más de un décimo del valor de las importaciones de productos manufacturados. La otra posibilidad es que dichos países excluyan el cinco por ciento de las líneas arancelarias de la reducción, pero las mismas no deberán superar el cinco por ciento del valor total de las importaciones.

Pedidos recientes

Los países del MERCOSUR (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) reiteraron su pedido para que se les permita realizar reducciones arancelarias menores. El bloque solicita una reducción diferenciada para el 16 por ciento de sus productos, sin que la misma esté sujeta a limitaciones de volumen de importación. El MERCOSUR argumenta que un beneficio de esa naturaleza sería necesario para responder de manera adecuada a las diferentes sensibilidades, sin que se comprometa su arancel externo común. La Unión Aduanera de África del Sur también solicitó mayores fl exibilidades.

Filipinas por su parte, pidió que se ejerza menos presión con las limitaciones en materia del valor de importación. En particular, solicitan que el 10 por ciento de las líneas arancelarias a las cuales se les aplicará la mitad de la reducción – establecida por la fórmula – pueda cubrir hasta un treinta por ciento del valor de las importaciones de productos manufacturados. Mientras tanto, Venezuela solicitó ser exceptuada de la fórmula de reducción arancelaria y a cambio ofreció consolidar sus aranceles en un porcentaje a determinar. Venezuela argumentó que el país debería gozar del trato especial – buscado por las economías que representan el 0.1 por ciento del comercio mundial de manufacturas – debido a que es altamente dependiente de los ingresos provenientes de las exportaciones de petróleo.

Los países menos adelantados (PMA) no tienen que reducir sus aranceles. No obstante, el grupo de los PMA solicitó al presidente de estas negociaciones, Don Stephenson, que inste a los PD a que eliminen todos los aranceles y las cuotas (y no solo el 97 por ciento de ellas, según lo convenido en la Reunión Ministerial de Hong Kong) aplicadas a las exportaciones provenientes de los PMA. Dicho grupo también solicitó simplifi car las reglas de origen para el 3 por ciento de los productos restantes. Australia, la Unión Europea (UE), Nueva Zelanda y los Estados Unidos (EE.UU.) manifestaron que sus reglas de origen eran simples y transparentes.

Diferentes reacciones a los pedidos de fl exibilidad

La mayoría de las solicitudes que pedían más fl exibilidad se toparon con una fuerte oposición. Canadá, EU, Japón, Noruega y los EE.UU. manifestaron que las excepciones existentes eran sufi cientes. Un grupo de PED liderados por Costa Rica y que incluía a Ecuador, México, Hong Kong, Perú, Singapur y Tailandia también se manifestaron en contra de dichas fl exibilidades.

Contrariamente, Sudáfrica, en representación del grupo AMNA-11, defendió los pedidos del MERCOSUR y de las Filipinas. Dicho grupo incluye a Argentina, Brasil y a otros países como Egipto, la India, Indonesia y las Filipinas. La propuesta de República Bolivariana de Venezuela solamente recibió el apoyo de Cuba y Bolivia.

¿Son inevitables los cambios?

Aún los delegados de los países que no fueron críticos con el texto de julio sugirieron que Stephenson probablemente debería modificar sus parámetros para tener una posibilidad de llegar a una base para un acuerdo.

Un delegado de comercio manifestó que las posiciones no son convergentes sino más bien divergentes, haciendo referencia al dilema que enfrenta el presidente las negociaciones de AMNA al preparar el proyecto de texto revisado. “Puede que ahora, paradójicamente, tenga que ir hacia atrás para ir hacia adelante”, añadió la fuente. “Estas nuevas propuestas de fl exibilidad tendrán que verse refl ejadas de alguna manera, aunque esto no será fácil de digerir para los demás”.

Tanto el texto revisado de AMNA como aquel de agricultura tenían que ser presentados originalmente en noviembre pasado. Debido a las intensas negociaciones en agricultura (ver página 6), se espera que los mismos estén listos, a lo sumo, para fi nales de enero del año próximo. El presidente Stephenson ha sugerido que sin la participación de los Ministros no se podrá resolver ningún tema relacionado con el acceso a los mercados de productos industriales.

This article is published under
1 December 2007
Las conversaciones sobre la agricultura en la OMC se cubrieron de un cierto optimismo en las últimas semanas. Mientras tanto, los delegados comerciales se esfuerzan por reducir sus diferencias. La...
Share: 
1 December 2007
Es sabido que la pesca excesiva está acabando con los recursos marinos mundiales y que los subsidios a esta actividad contribuyen de forma importante con esta práctica. La Ronda de Doha acordó...
Share: