Australia deroga impuesto al carbono

18 July 2014

Australia triunfó en sus planes por derogar los impuestos al carbono este jueves 17 de julio, luego de algunos años de tensiones y debate sobre el tema y dos intentos en esa dirección en los meses pasados.

 

El primer ministro Tony Abbott hizo de la anulación uno de sus estandartes políticos durante su campaña del año pasado y una prioridad de su gobierno de la Coalición Liberal Nacional desde que asumió el cargo en septiembre de 2013.

La ley que deroga el impuesto al carbono y un posible esquema de comercio de emisiones (ETS, por sus siglas en inglés) fue aprobada por el Senado australiano por 39 votos y 32 en contra esta misma semana.

“Hoy en día, se ha eliminado un impuesto inútil y destructivo que daña empleos, que perjudica el costo de vida de las familias y que en realidad no ayuda al medio ambiente”, declaró Abbott a reporteros en una conferencia de prensa posterior a la decisión del Senado.

Luego del intento fallido de derogación en marzo dada la oposición de representantes de los partidos Verde y Laborista, el gobierno de Abbott reintrodujo la legislación en el nuevo Senado a principios de julio.

Según expertos, esta estrategia pone en riesgo los compromisos internacionales de Australia en materia de cambio climático, principalmente debido a que la legislación que reemplazaría los citados impuestos todavía no se ha definido a cabalidad. De acuerdo al Protocolo de Kioto, la doceava economía del mundo ha prometido reducir 5% sus emisiones de gases de efecto invernadero hacia 2020.

El impuesto al carbono fue originalmente propuesto por la entonces primera ministra Julia Gillard en 2011 y entró en vigor en julio de 2012. Con el objetivo de tasar a los principales contaminadores, las cargas estaban definidas en $23 dólares australianos (US$ 23,67) por tonelada de carbono emitida, con incrementos anuales del 2,5%. El impuesto daría paso a un esquema de comercio de emisiones en 2015, momento en el cual se vincularía con el EU-ETS de Europa.

Los proponentes del impuesto han argumentado que este coadyuvaría a Australia, uno de los principales emisores per cápita a nivel global, a combatir sus emisiones de gases de efecto invernadero y transitar hacia fuentes de energía más nuevas y limpias. Los oponentes, por su lado, consideran que el impuesto paralizaría las industrias exportadoras mineras y de carbón del país, conllevando la pérdida de empleos y un pobre crecimiento económico.

Abbott ha propuesto, como medida alternativa, establecer un Fondo de Reducción de Emisiones (ERF, por sus siglas en inglés) mediante el cual el gobierno compraría reducciones de emisiones de proyectos previamente aprobados sobre la base del precio por tonelada de dióxido de carbono luego de un proceso de subasta.

No obstante, la iniciativa no ha estado exenta de críticas por su escaso financiamiento y pobre diseño, según aseguran algunos detractores de la iniciativa.

Otro modelo es posible, asegura Naciones Unidas
Este movimiento político del gobierno de Abbott sucede luego de que Naciones Unidas revelara una investigación que apunta a que Australia puede transitar hacia una economía baja en carbono sin arriesgar su crecimiento.

Modelos económicos en el informe sugieren que el país podría reducir sus emisiones a cero hacia 2050 logrando todavía un crecimiento promedio anual del 2,4% durante ese mismo periodo. Esta transición, por supuesto, implicaría cambios estructurales significativos como la inversión en energías renovables y en otras tecnologías limpias. El informe también habla de ganancias por la apuesta por más eficiencia energética, así como por captura y almacenamiento del carbono.

El documento referido, que además hace mención al caso particular de México, tiene el objetivo de apoyar los debates de la próxima Cumbre Climática de Naciones Unidas, a tener lugar el 23 de septiembre. El encuentro ha sido convocado por el Secretario General, Ban Ki-moon, con el objetivo de conseguir el apoyo político al más alto nivel en este frente.

Traducción y adaptación de Puentes. “Australia repeals carbon tax”, Bridges Weekly, 17 de julio de 2014.

16 July 2014
La sexta ronda de negociaciones del Acuerdo Transatlántico de Comercio e Inversión (TTIP, por sus siglas en inglés) entre Estados Unidos y la Unión Europea arrancó este lunes 14 de julio en Bruselas...
Share: 
18 July 2014
Los copresidentes del Grupo de Trabajo de Naciones Unidas encargados de elaborar recomendaciones para definir los Objetivos de Desarrollo Sostenible dieron a conocer una versión revisada del texto “...
Share: