Avanzan negociaciones del Acuerdo sobre Bienes Ambientales

12 February 2015

La cuarta ronda de negociaciones para lograr un acuerdo de reducción de aranceles en determinados bienes ambientales avanzó a fines de enero con la presentación de listas indicativas de candidaturas de productos relacionados con la energía limpia y renovable, así como la eficiencia energética por parte de varios países participantes.

 

Las conversaciones para un Acuerdo sobre Bienes Ambientales (ABA) podrían pasar a un modo de negociación total en el segundo trimestre de este año, luego de una próxima ronda de negociaciones que tendrá lugar el próximo mes de marzo, siempre y cuando el proceso continúe en la dirección correcta.

Durante la última jornada de negociaciones enfocada en el tema energético, países como Australia, Canadá, Japón, Nueva Zelanda, Corea del Sur, Estados Unidos, Unión Europea (UE) y Suiza presentaron sus listas de candidatura de productos de carácter indicativo, siendo Estados Unidos y la UE quienes presentaron la lista con mayor número de productos.

De acuerdo a los miembros del ABA, los participantes tendrán hasta abril próximo para presentar el primer borrador de la lista indicativa de candidatura de productos, a través de cada una de las categorías de bienes ambientales discutidos.

La pasada ronda de negociaciones fue además foro para algunas discusiones de carácter técnico sobre los productos energéticos renovables. Algunos participantes incluyeron el equipo utilizado en aplicaciones de energía hidroeléctrica en el eventual acuerdo, mientras que otros abogaron por la inclusión de bienes relacionados con energía nuclear, biodiesel, metanol, productos de madera, así como los vehículos híbridos, todos propensos a provocar nuevas tratativas.

Lo anterior es el resultado de una promesa hecha hace un año en la reunión del Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, donde un grupo de 14 miembros de la OMC anunció los planes para negociar el presente acuerdo (ver Puentes, marzo 2014).

Las conversaciones formales comenzaron en julio del año pasado, cuando los participantes del ABA acordaron construir una lista de bienes ambientales bajo los 54 bienes ambientales acordados por el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico en 2012, aunque con la posibilidad de incluir otros productos. De esta manera, las 21 economías que conforman el foro se han comprometido a reducir los aranceles aplicados a estos 54 bienes a 5% o menos a finales de este año (ver Puentes, julio 2014).

Contexto climático
Si bien las discusiones se centraron en los detalles del comercio de productos relacionados con la energía, los delegados han mantenido en mente los esfuerzos paralelos para negociar un acuerdo climático global bajo la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático a tiempo para la Conferencia de las Partes celebrada el próximo mes de diciembre en París, Francia.

Un número de participantes del ABA coinciden en que el acuerdo ofrece una oportunidad para que la política comercial tenga un impacto positivo en la acción climática. El ABA, el cual además de incluir el sector de suministro de energía, el mayor contribuyente de emisiones de gases de efecto invernadero, funcionaría como trampolín para el comercio de energía y los productos energéticos de eficiencia limpia, podría desempeñar un papel fundamental en la lucha contra el cambio climático.

¿Lecciones del Acuerdo sobre Tecnología de la Información?
Durante las negociaciones pasadas también se hizo mención a la necesidad de aprender de la experiencia del Acuerdo sobre Tecnología de la Información (ATI), en particular en torno a un proceso de revisión de la eventual lista de ABA.

Los esfuerzos entre un subconjunto de los firmantes del ATI para ampliar el acuerdo en cuanto a la cobertura de productos que reflejen la realidad actual del comercio se han estancado en varias ocasiones en los últimos años. Estas siguen suspendidas por un desacuerdo entre China y Corea del Sur.

Algunos expertos han argumentado que sería importante para las negociaciones ABA crear un mecanismo de revisión como parte del Acuerdo a fin de garantizar una “lista viva”. Esto podría ser útil en el contexto de la evolución de mitigación del cambio climático y tecnologías y necesidades de adaptación, así como para mantener el ritmo de otros desafíos ambientales.

Del diálogo a la negociación
El enfoque de la pasada ronda de negociaciones ha servido para ayudar a los participantes a afinar sus propuestas de productos, sobre todo en términos de “ex-outs”, que sirven como descripciones de productos para aquellos códigos aduaneros internacionales que no son suficientemente detallados.

Un total de cinco rondas de discusión técnica se han celebrado hasta ahora en Ginebra, Suiza, en las cuales se han examinado las candidaturas de productos relacionados con categorías o sectores específicos de bienes ambientales. Los miembros del Acuerdo han dicho que este “enfoque por categorías” está orientado a garantizar la credibilidad ambiental de los productos nominados y seleccionados para su inclusión en la lista final programada para las reducciones arancelarias.

En la última ronda y tras la aprobación interna por parte de los miembros existentes, Israel se unió formalmente a las negociaciones, por lo que el total de participantes del acuerdo ABA ascendió a 15 miembros oficiales. Turquía e Islandia también han solicitado su adhesión a la iniciativa y se espera que los diversos procedimientos internos entre los participantes concluyan antes de la siguiente ronda de negociaciones en el mes de marzo.

Durante esta jornada, los participantes acordaron dos nuevos encuentros en los próximos meses. El primero tomará lugar del 15 a al 19 de junio próximo, para luego encontrarse nuevamente del 27 al 31 de julio de este año. Se espera que la próxima ronda de negociaciones se centre en la vigilancia del medio ambiente, el análisis y la evaluación, los productos ambientalmente preferibles, así como en la eficiencia de los recursos.

De igual modo, los participantes del ABA se han fijado la meta de alcanzar algún tipo de acuerdo en el marco de la Décima Conferencia Ministerial de la OMC que tendrá lugar a fines de este año en Nairobi, Kenia.

Traducción y adaptación Puentes. “Environmental Goods Agreement talks focus on clean energy products“, Biores, 6 de febrero 2015.

12 February 2015
Los subsidios agrícolas de Estados Unidos podrían superar los nuevos límites propuestos por la Organización Mundial del Comercio, hasta US$ 3,6 mil millones, según estimaciones de un nuevo documento...
Share: 
12 February 2015
El futuro ministro de Relaciones Exteriores de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, señaló que se debe priorizar la expansión del comercio y la atracción de inversiones, por lo que buscará nombrar...
Share: