Busca garantizarse el abastecimiento energético en Sudamérica

18 October 2004

El presidente del Consejo de Representantes Permanentes del MERCOSUR, Eduardo Duhalde, anunció que el bloque sudamericano trabaja en una "carta energética" que establecerá condiciones y compromisos de cooperación entre los países socios para garantizar el abastecimiento energético y superar problemas que sufrieron en el pasado sus economías.

El ex mandatario argentino realizó el anuncio en una conferencia de prensa en Brasil, luego de un encuentro con el primer mandatario de ese país, Luiz Inacio Lula da Silva, y anticipó que el entendimiento que busca sepultar las consecuencias de desincentivo a las inversiones que provocó en el pasado los temores de falta de energía en Brasil y la Argentina podrá ser refrendado en el futuro por otros países de la región también.

"Antes de fin de año será firmada una carta energética que es realmente como el preámbulo de una Constitución", dijo Duhalde en Brasilia, y añadió que "la idea es crear un añillo energético en toda la región, para que no tengamos ninguna dificultad en el futuro en materia de energía".

El añillo energético que anunció Duhalde administraría los sobrantes de energía de diferentes orígenes que existen en cada país y los pondría a disposición de aquellas naciones del bloque que demanden temporalmente un mayor abastecimiento o atraviesen una crisis energética, sin embargo, no fue definido aún cómo se comercializarán esos sobrantes. Según fuentes diplomáticas argentinas, la idea establece que toda la energía será pagada por el país que la consuma, y adelantaron que uno de los mecanismos para la fijación de precios podría ser a través de licitaciones públicas.

En 2001 y 2004 respectivamente, Brasil y Argentina sufrieron una grave crisis de abastecimiento energético, con consecuencias también para Uruguay y Paraguay. La primera de las crisis fue consecuencia de una sequía que provocó falta de energía eléctrica en la mayor economía sudamericana, que debió implementar programas de recortes que afectaron fundamentalmente a las industrias durante todo un año, con su consecuente efecto sobre la economía. En tanto, en la Argentina el pasado invierno austral, el Gobierno de Néstor Kirchner debió racionar el gas natural a los grandes consumidores (fundamentalmente industrias) y el destinado a las exportaciones a sus socios de Uruguay y Chile, para evitar así recortes en el abastecimiento de usuarios domésticos del servicio de gas. Además de los efectos sobre las otras naciones de la región, la crisis energética de la Argentina frenó el crecimiento de la economía y el empleo por los temores a que se agudizara el problema.

"Brasil está trabajando para constituir un añillo energético que garantice a todos los países del Mercosur que no tendrán dificultades", dijo Duhalde y, a modo de ejemplo, explicó que "Chile tiene en el sur un excedente muy importante de electricidad, que el presidente (Ricardo) Lagos podrá incorporar a esta comunidad energética".

Argentia y Bolivia promueven el comercio de gas natural

En una nota relacionada, la semana pasada se reunieron los mandatarios de Bolivia, Carlos Mesa, y de la Argentina, Nestor Kirchner, para firmar el "Protocolo Adicional al Acuerdo de Alcance Parcial sobre Integración Energética entre Argentina y Bolivia para el suministro de gas natural de la República de Bolivia al Gasoducto de Noreste Argentino" que pretende incrementar los despachos de gas a 26,5 millones de metros cúbicos diarios en un lapso de seis años, con la cual la Argentina se convertirá, detrás de Brasil, en el segundo comprador de gas natural de Bolivia.

Sin embargo, la carta de intención requiere que el Congreso boliviano apruebe antes una ley de hidrocarburos que fijará las pautas para el uso de los recursos energéticos. Al respecto, autoridades del gobierno de Bolivia advirtieron que la aprobación de dicha Ley podría derivar en el fracaso de esta exportación. Además, precisaron que lo que se firmó la semana pasada no es un contrato, no fija precios ni montos, pero que, en cualquier modo, tienen una alta relevancia para ambos gobiernos.

Argentina y Bolivia firmaron en julio un contrato para la venta de 6,5 millones de metros cúbicos diarios de gas natural. En la actualidad, se están suministrando 4 millones de metros cúbicos diarios. El Acta de Intenciones firmada la semana pasada busca complementar dicho contrato.

Fuentes: Reportaje ICTSD y CINPE; "Kirchner y Mesa acordaron un mayor suministro de gas", La Nación, Argentina, 15 de octubre 2004; "Bolivia y Argentina pactan compraventa de más gas", Los Tiempos, Bolivia, 15 de octubre 2004.

18 October 2004
Los gobiernos, el sector privado, las organizaciones no-gubernamentales, e instituciones académicas, comenzaron la semana pasada sus preparativos en cara a la V Ronda de Negociaciones en el proceso...
Share: 
18 October 2004
El proceso de negociación para finalizar la conformación de la Unión Aduanera Centroamericana pretende cumplir con el Plan de Acción definido por los diferentes países Centroamericanos de lograr -...
Share: