MERCOSUR celebra "una Cumbre más"

21 July 2008

El MERCOSUR acaba de celebrar su XXXV Consejo del Mercado Común y Cumbre Presidencial. Como resultados resaltan el traspaso de la presidencia pro tempore de Argentina a Brasil, el acuerdo para un plan de integración productiva y la condena unánime de la recién aprobada normativa migratoria de la Unión Europea (UE). Para muchos, el resultado no fue el esperado ya que no abordaron temas verdaderamente útiles para los fines de la integración, convirtiéndose así en "una Cumbre más".

La gestión de Argentina

Durante su período de presidencia pro tempore, Argentina no logró culminar la redacción del código aduanero común. En tal sentido, Paraguay solicitó que se postergara el asunto con la finalidad de que el nuevo presidente electo analice la normativa en cuestión. A pesar de ello, también se aceptó que no se han resuelto algunas divergencias en torno a aspectos sensibles como la definición del territorio aduanero. Se evidencian viejas imperfecciones para un conjunto de países que aspiran ser un bloque: la ausencia de un arancel externo común, la existencia del doble cobro de aranceles y la indeterminación sobre cómo repartir la renta aduanera. Lo anterior, que constituía uno de los puntos de mayor interés para Uruguay, no logró a juicio de la prensa de este país, mayor eco en esta Cumbre.

Otro tema sin resolver sigue siendo la entrada de Venezuela al bloque, pues durante estos seis meses de presidencia argentina, los Parlamentos de Brasil y Paraguay no se pronunciaron sobre el ingreso efectivo de aquel país.

Retenciones producen tensiones

El impuesto a las exportaciones de granos que está imponiendo Argentina a sus productores locales debería ser discutido dentro del MERCOSUR pues afecta de manera sustancial a todos los países Miembros. Esa es la opinión del Uruguay, quien se opuso férreamente a validar las retenciones argentinas dentro del bloque.

Argentina intentó que las retenciones figuraran como un derecho de los Miembros del bloque, convirtiéndolas en un mecanismo válido dentro del código aduanero aún en discusión. Sin embargo, Uruguay manifestó su oposición a éstas por considerar que generan problemas de competitividad y abastecimiento en el resto de los países. Brasil prefirió no pronunciarse directamente sobre el tema de las retenciones y sostuvo que de todas maneras, la negociación del código debía seguir adelante. Venezuela por su parte apoyó la posición argentina.

No existe aún certeza sobre cómo se resolverá esta diferencia de concepciones, pues Argentina ha dicho que es un tema "no negociable" y Uruguay percibe que es un contrasentido permitir las retenciones en el marco de la tan buscada eliminación del doble cobro de aranceles.

Crítica a la UE

Por el contrario, un tema en que los países Miembros mostraron unanimidad de opinión fue en el rechazo a la Directiva de Retorno, normativa común europea que homologa los procesos en contra de inmigrantes ilegales que se encuentran en la UE. El MERCOSUR pidió al bloque europeo "reciprocidad histórica", partiendo del hecho de que América Latina fue la gran receptora de inmigrantes europeos en épocas en que ese continente estaba en dificultades.

El repudio a dicha normativa no ha tenido impacto pacífico; algunos sectores de la prensa uruguaya cuestionaron la reacción del MERCOSUR. Sostienen que si los países Miembros se avocaran a la misión de lograr una integración productiva, habría menos emigrantes de quienes preocuparse.

Integración productiva, nuevo eje de acción

Precisamente en relación al tema de una integración que vaya más allá de lo comercial, se discutió sobre el Programa de Integración Productiva y el Fondo Pyme, planes que buscan promover la integración de las empresas productivas de la región, en especial las pequeñas y medianas empresas (pymes).

Una iniciativa de este tipo es novedad en el bloque, pues hasta el momento el tema central ha sido la integración comercial. Para los altos funcionarios argentinos el MERCOSUR está "ante una bisagra en la construcción de nuestro mercado común que [nos] proyecta más allá de la mera concepción comercial".

MERCOSUR en el sistema multilateral

La Declaración de la XXXV Reunión del Consejo del Mercado Común incorpora también ciertas cuestiones relacionadas con el comercio multilateral. Entre ellas se destaca la preocupación de los países Miembros por el establecimiento de límites máximos de residuos de plaguicidas en los vegetales por parte de algunos países. El bloque sostiene que se trata de una medida restrictiva que carece de suficiente respaldo científico.

Lo mismo sucede con el nuevo régimen de Registro, Evaluación y Autorización de Sustancias Químicas de la Unión Europea (también conocido como REACH), el cual, según el MERCOSUR, podría convertirse en una barrera técnica al comercio al elevar los costos de producción de las industrias químicas de los países en desarrollo.

Asimismo, coincidieron en identificar que la causa primordial de la actual crisis alimentaria es de orden estructural y que se origina en los subsidios a la producción y exportación, así como en la aplicación de barreras desproporcionadas al comercio por parte de los países desarrollados.

En definitiva la última cumbre del MERCOSUR provoca una sensación de que, si bien no hubo amenazas de Uruguay de abandonar el bloque o expresos reclamos de Paraguay de que MERCOSUR no le beneficia lo suficiente, tampoco se lograron avances que permitieran dar cuenta de una senda integracionista, realizable y útil para los países Miembros.

This article is published under
21 July 2008
La Comunidad Andina (CAN) vio con la salida de Venezuela en 2006 uno de sus más difíciles momentos. Los desencuentros internos que han venido sucediendo desde ese entonces demuestran una seria...
Share: 
21 July 2008
Más sencillo, más ‘limpio', es como se presentó el nuevo texto revisado para las negociaciones de acceso a los mercados no agrícolas (AMNA). En conferencia de prensa la semana pasada, el presidente...
Share: