Productos lácteos, al centro de la escena en las negociaciones de Canadá por el NAFTA

12 September 2018

Las negociaciones entre Estados Unidos y Canadá para actualizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA, por su sigla en inglés) parecen avanzar a paso firme. Al menos, el mensaje transmitido por las partes involucradas en la mesa de negociación es optimista. Si las conversaciones llegan efectivamente a buen puerto, habrá un NAFTA 2.0 para cuando Andrés Manuel López Obrador asuma a su cargo como presidente de México en diciembre próximo.

 

Luego de que Estados Unidos y México cierren un acuerdo preliminar por el NAFTA en agosto (véase Boletín de Noticias Puentes) y luego de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, presione a Canadá con la posible aplicación de aranceles a su industria automotriz, la posibilidad de que se concrete un acuerdo comercial trilateral ya no parece remota.

 

Tal como era de esperarse, los puntos centrales en discusión entre la secretaria de Asuntos Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, y el representante comercial de la Casa Blanca, Robert Lighthizer, se focalizan en el sector lácteo, la incorporación de un mecanismo de resolución de disputas (capítulo 19 del acuerdo) y la implementación de protecciones culturales para los medios canadienses.

 

Las reuniones comenzaron la semana pasada, continuaron informalmente este fin de semana y se reiniciaron el martes 11 de septiembre. Los trascendidos indican que Canadá cedería en el reclamo estadounidense por una mayor apertura de su mercado de lácteos, huevos y aves de corral, a cambio de incluir el conocido capítulo 19, el cual le permitiría a Canadá hacer frente a los aranceles antidumping estadounidenses. Cabe notar que México dejó de lado el capítulo 19 en sus negociaciones.

 

Sonny Perdue, el secretario de Agricultura estadounidense, indicó que Canadá debe readecuar el precio de sus proteínas lácteas a fin de alcanzar un acuerdo con Estados Unidos. Caso contrario, el sistema de de fijación de precios, denominado “Clase 7”, podría acabar con la industria de la leche estadounidense al no poder hacer frente a los precios así fijados. Según Perdue, Canadá debiera abandonar el sistema Clase 7 o cualquier otro equivalente.

 

Canadá tiene como fecha límite el 30 de septiembre para definir los temas trilaterales pendientes en la renegociación del NAFTA y consensuar posiciones con Estados Unidos. La fecha límite responde al objetivo de Donald Trump de hacer que el Congreso estadounidense vote el acuerdo antes de la renovación de representantes que ocurrirá en enero de 2019. Para que ello ocurra, tal como indicado en el Boletín de Noticias Puentes de mayo pasado, el texto acordado por las partes se deberá presentar en el Congreso hasta octubre de 2018.

 

Reportaje ICTSD

 

Otras fuentes consultadas:

 

El Economista. Así cedería Canadá: lácteos por Capítulo 19. (30/08/2018).

 

Financial Post. U.S. turns up pressure on Canada to loosen grip on dairy industry in NAFTA talks. (06/09/2018).

9 September 2018
El canciller de Brasil, Aloysio Nunes, enfatizó la necesidad de que la Unión Europea (UE) flexibilice su postura a fin de arribar a un consenso con el Mercado Común del Sur (MERCOSUR). Las...
Share: 
17 September 2018
El tratado de libre comercio de Colombia con Estados Unidos podría peligrar si el gobierno de Iván Duque no elimina antes de fin de año un programa de chatarrización de camiones que afecta los...
Share: