Puentes Daily Update #2 | Adhesión de Rusia y Acuerdo sobre Contratación Pública: balance actual de la Conferencia Ministerial de la OMC

17 December 2011

La Octava Conferencia Ministerial de la OMC sigue su paso con el cierre de muy destacados acuerdos, como la adhesión de Rusia al organismo multilateral el día de ayer y la conclusión de las negociaciones del Acuerdo sobre Contratación Pública el pasado jueves. A pesar de las pocas apuestas iniciales en torno a esta cita ministerial, sin duda "será recordada por estos resultados", comentó un delegado.

Rusia ya forma parte de la OMC

La ceremonia de este viernes marcó la entrada oficial de la economía rusa a la OMC, un paso que había sido anticipado por muchos como una de las principales ganancias de la ministerial.

La aprobación por consenso del protocolo de adhesión de Rusia generó beneplácito entre todos los negociadores comerciales. "Claramente este es un momento histórico para la Federación Rusa y para el sistema multilateral de comercio basado en normas después de un maratón de 18 años", comentó el Director General de la OMC, Pascal Lamy.

Aunque la aprobación ministerial marca el fin de un largo y a veces incierto proceso, la ministra rusa de desarrollo económico, Elvira Nabiullina enfatizó que para su país, "la conclusión de las negociaciones para su adhesión no es el punto final, sino el punto de partida".

El papel del gobierno suizo como mediador entre Rusia y Georgia fue fundamental para concretar la adhesión rusa. La presidenta suiza, Micheline Calmy-Rey, encargada de la tarea, admitió que conciliar ambos intereses "parecía un misión imposible".

Las tensiones y desacuerdos entre Rusia y Georgia fueron una amenaza para finalizar el proceso, pero tanto los gobiernos de Moscú como Tbilisi coincidieron a principios de noviembre en aceptar un compromiso propuesto por Suiza.

La ministra Nabiullina declaró a los medios que se espera que las ventajas de la adhesión rusa sean numerosas. Entre éstas se encuentra mejorar la calidad de las mercancías, así como enviar una señal a los inversores de un clima de negocios más dinámico. El viceprimer ministro ruso, Igor Shuvalov, por su parte aseguró que la mayoría de las industrias rusas también se verán beneficiarán.

La posibilidad de recurrir al sistema de solución de diferencias de la OMC es otra gran ventaja que la ministra Nabiullina destacó, agregando que Rusia actualmente está perdiendo US$ 2 mil millones anuales debido a restricciones comerciales en químicos y transporte, entre otros sectores. Enfatizó que durante el proceso de adhesión, su país había modificado 300 actos legales para ponerlos en conformidad con las normas comerciales multilaterales.

Haciendo eco del sentimiento generalizado de ovación, el representante comercial de EE.UU., Ron Kirk, declaró que la adhesión es "un avance que verdaderamente nos convertirá en una organización mundial de comercio".

La conferencia ministerial deberá aprobar tres borradores de decisión este sábado sobre temas de gran trascendencia para los países menos adelantados (PMA). En ese sentido, el ministro de comercio de Bangladesh, Ghulam Muhammed Quader, dijo que hay ciertas "lecciones útiles" que podrían aplicarse para agilizar el proceso de adhesión de los PMA.

Las dificultades para formar parte del organismo multilateral fueron subrayadas por Cuba, pues comentó que 30 países en desarrollo permanecen en la lista de espera para su adhesión. La ministra kazaka de integración económica, Zhanar Aitzhanova explicó que los compromisos asumidos por Rusia serán incorporados en el marco regulatorio de todos los miembros de la unión aduanera entre Rusia, Bielorrusia y Kazajstán, que sin duda tendrá un impacto inmediato en el régimen comercial de éste último. La aprobación de la adhesión de Rusia también "acelerará la adhesión de Kazajstán a la OMC", manifestó.

El paquete de adhesión deberá ser ratificado por el parlamento ruso para su entrada en vigor. Treinta días luego de su ratificación, será un Miembro más de la OMC. También están programadas las adhesiones de Montenegro, Samoa y Vanuatu, las que deberán ser anunciadas antes de que concluya la conferencia ministerial.

El Acuerdo sobre Contratación Pública es un hecho

El nuevo Acuerdo sobre Contratación Pública (ACP), que suma a 42 países, logró  concluirse el pasado jueves después de una década de largas discusiones.

El ACP revisado podría liberalizar US$ 100 mil millones en contratos públicos, además de los US$ 500 mil millones ya cubiertos por el pacto.

Las ganancias en acceso a mercado sucederán debido a que nuevas entidades estarán cubiertas por el pacto, como lo son ministerios y organismos gubernamentales, así como también por el hecho de que nuevos servicios y bienes estarán abarcados por el acuerdo.

Fuentes comerciales destacaron la importancia de reglas nuevas y más sencillas, que coadyuvarán al doble propósito de impulsar la transparencia en el debido proceso y combatir el proteccionismo oculto y la corrupción, y a la vez facilitar la adhesión de otras partes.

El anuncio del jueves fue elogiado por constituir un nuevo acuerdo para el aumento sustancial de la cobertura de mercado y el reforzamiento de obligaciones legales.

Los diez años de negociaciones se vieron empañados con severas dificultades y con una larga lista de desacuerdos entre la Unión Europea (UE), EE.UU. y Japón, que continuamente amenazaban con retrasar aún más las negociaciones.

El comisario europeo del mercado interior, Michel Barnier, indicó que el acuerdo revisado es una oportunidad de ganar-ganar para generar crecimiento y empleo, así como para mejorar la competitividad.

Barnier dijo que la UE  había ganado de manera significativa acceso ampliado a una serie de mercados estratégicos, particularmente respecto contratos públicos para equipamiento ferroviario en Japón, un sector clave para los europeos.

Los próximos pasos para finalizar el acuerdo incluyen su revisión final y ratificación, que se espera tomen cerca de tres meses.

China también se sumaría al ACP

El nuevo pacto también establece una etapa de nuevas adhesiones, en particular la de China. Con su enorme sector de adquisiciones gubernamentales, China aceptó unirse al ACP en su protocolo de adhesión a la OMC en 2001, pero siempre y cuando se sujetara a negociaciones especiales.

China reiteradamente manifestó que no estaba dispuesta a acatar las imprecisas normas del anterior ACP,  por lo que insistió en revisarlas. China argumentaba que no había suficiente claridad sobre el tipo de entidades y acciones abarcadas por el acuerdo, un aspecto de gran importancia para China dado su complejo sistema de gasto gubernamental.

El nuevo ACP, al cual se suma China, aumenta sustancialmente la probabilidad de que el gigante asiático concluya sus negociaciones para adherirse.

La última oferta china, que fue presentada la semana pasada, incluye instancias subcentrales, así como organismos dependientes del gobierno central, aunque por el momento no está del todo claro cuáles dependencias o servicios formarán parte de este acuerdo.

Sin embargo, la nueva oferta provocó una respuesta poco entusiasta de parte de algunos países. Según indicó Ron Kirk, las áreas en las que los EE.UU.  están buscando cambios son la inclusión de empresas de propiedad estatal, junto con demás entidades subcentrales y de servicios, así como la reducción de los umbrales en el tamaño de los contratos regulados.

Funcionarios de la OMC indicaron que esperan las ofertas finales de los 42 países en torno al ACP estén disponibles la próxima semana.



¿Esperar el momento correcto en Doha?



De forma paralela al encuentro de la OMC, también se debate el futuro del sistema multilateral de comercio en el simposio sobre comercio y desarrollo organizado por ICTSD, que edita y publica Puentes y la serie Bridges.

Varios ministros coincidieron en el evento que el papel institucional de la OMC para la formulación de normas ha sido útil para todos los Miembros. Los ministros de Indonesia, Perú, Sudáfrica y Suecia, comentaron que el órgano de comercio multilateral ha sido un baluarte contra del proteccionismo, pero está "bajo presión como órgano de negociación: realmente no sabemos cómo seguir adelante", atisbó la secretaria de economía suiza, Marie-Gabrielle Ineichen-Fleish.

Por su parte, el ministro sudafricano Rob Davies comentó que no compartía la visión de que sin una mayor apertura, el sistema podría colapsar. "Si el mundo no es capaz en este momento de llevar a cabo la misión particular de negociar el mandato de desarrollo, entonces esperemos el momento correcto", concluyó.

En ese sentido, varios participantes evocaron la importancia de asumir mayores retos, como la relación entre comercio y cambio climático. Asimismo, una gran mayoría dijo que los tratados bilaterales y regionales podían promover y no menoscabar los acuerdos multilaterales.

Respecto al camino a seguir, el Director General de la OMC, Pascal Lamy, puntualizó que el sistema multilateral de comercio no podía funcionar sin que EE.UU. y China encontraran un punto de acuerdo, y que ningún país tenía un mayoría política que favorezca un acuerdo de Doha.

Esta ministerial, destacó, era para explorar más allá del bloqueo de negociación impuesto por estos dos socios comerciales. Dijo estar esperanzado en que ambos países en última instancia se percaten de que la cooperación multilateral ofrece "más beneficios, por un costo menor".

Puentes Diario de Ginebra seguirá informando sobre los desarrollos de esta Octava Conferencia Ministerial, que concluye este sábado 17 de diciembre.

15 December 2011
Ministros de comercio de todo el mundo están arribando a Ginebra esta semana para la Octava Conferencia Ministerial de la OMC (CM8), durante la cual revisarán las actividades de la organización y le...
Share: 
19 December 2011
La Octava Conferencia Ministerial de la OMC llegó a su fin la noche del sábado después de tres días de reuniones al más alto nivel, durante las cuales se aprobó la adhesión de Rusia, Samoa y...
Share: