Puentes Daily Update #3 | Miembros intercambian puntos de vista, mientras acuerdo sobre banano toma forma

2 December 2009

No existió un único tema que dominara el segundo día de discusiones de la Conferencia Ministerial de la OMC en Ginebra. En el evento principal del día, una "sesión de trabajo" que tenía el objetivo de repasar las actividades de la OMC, incluyendo la Ronda de Doha, los ministros repitieron sus puntos de vistas ya conocidos.

No obstante al margen de la conferencia, las posibilidades respecto a lograr un acuerdo sobre banano aumentaron. Fuentes reportaron que después de intensas conversaciones entre los países involucrados, un posible acuerdo podría alcanzarse antes del viernes.

Mientras tanto, otra fuente de tensión comercial podría desencadenar en una disputa en la OMC ya que cuatro ministros de los países del África Occidental (productores de algodón) han amenazado con iniciar un caso contra los EE.UU. si Washington se niega a recortar sus ostentosos subsidios al algodón.

La sesión plenaria, por su parte, prosiguió en su formato de sucesión de declaraciones oficiales de tres a cinco minutos, teniendo como escenario una sala casi vacía.

Cuatro asuntos emergen en la sesión de trabajo

El Director General de OMC, Pascal Lamy, abrió la sesión de trabajo invitando a los delegados a dedicar su atención a cuatro asuntos: las dificultades en las negociaciones de la Ronda Doha, los acuerdos comerciales regionales, ayuda para el comercio y la adhesión de nuevos Miembros.

En particular resaltó la necesidad de mantener coherencia entre aquello que los países pactan en los  acuerdos comerciales regionales y lonegociado a nivel multilateral. Lamy también pidió a los Miembros pensar cómo podrían apresurarse o facilitar el proceso de adhesión, pues éste puede tomar años o incluso décadas.

Un gran número de los Miembros y observadores que intervinieron, muchos pidieron una guía para las próximas semanas en torno a cómo se desarrollarían las conversaciones a principios de 2010. Una reunión de funcionario de alto rango, que está prevista para más tarde en diciembre, permitiría saber cómo se proseguiría el próximo año.

Algunos destacaron que el ritmo de las negociaciones tendría que acelerarse si se busca que la Ronda Doha sea concluida en 2010, un objetivo hasta ahora confirmado por la mayoría de los Miembros de la OMC. Sin embargo, cualquier tentativa seria para finalizar un acuerdo para ese entonces se complica debido a las  elecciones parlamentarias estadounidenses que tendrán lugar en noviembre próximo.

Un alto funcionario comercial dijo a nuestro medio que para que las negociaciones tengan una posibilidad de concluirse hacia finales de 2010, los Miembros tendrían que enviar algún tipo "señal" a más tardar en abril. La fuente dijo que el fracaso de Washington en ofrecer nuevas concesiones en las negociaciones de la Ronda Doha permitió a otros países "ocultarse", y evitar la presión para presentar nuevas propuestas.

Egipto, entre otros, solicitó reformas a los procedimientos de adhesión de la OMC, diciendo que  los Miembros deberían más bien basarse en criterios objetivos técnicos y económicos, que en consideraciones políticas para permitir que un país se una a la Organización.  Las normas de la OMC conceden a los Miembros un veto de facto para la admisión de nuevos países, que incluso pueden solicitar que los países candidatos negocien acuerdos bilaterales. Las demandas de este tipo han crecido de forma rigurosa en la década pasada, incitando quejas de injusticia y críticas respecto al desarrollo del proceso de adhesión.

Divergencia en el tratamiento de los bienes ambientales

En sus comentarios en la sesión de trabajo, el Representante Comercial de los EE.UU., Ron Kirk dijo: "Apoyamos totalmente la acción del ‘fast-tracking' o (vía rápida) en el trabajo de la OMC para liberalizar el comercio de tecnologías amigables con el clima".

EE.UU. es uno de los varios países que han estado explorando la posibilidad de impulsar un acuerdo para liberalizar el comercio de bienes y servicios 'verdes' fuera del marco de las conversaciones de la Ronda Doha. En el pasado los Miembros de OMC han lanzado acuerdos de liberalización independientes para sectores específicos, principalmente en bienes de tecnología de la información.

Muchos países, entre ellos Australia, Japón, Nueva Zelanda, Qatar y los EE.UU., alegan que remover o eliminar los aranceles  sobre bienes ambientales podría ayudar a los países a combatir el cambio climático, bajando el costo de  tecnologías importantísimas.

Sin embargo, algunos países como Brasil e India no están particularmente entusiasmados por este acuerdo encabezado por los EE.UU. y la Unión Europea (UE). Brasil ha argumentado que esto permitiría discriminar de manera injusta y en favor de ciertas exportaciones de países ricos, recalcando que un paquete de liberalización amigable con el ambiente debería incluir al etanol, que en la actualidad está altamente protegido y subvencionado tanto en los EE.UU. como en la UE.

Se considera que Brasil, que produce su etanol a partir de caña de azúcar, tiene la industria de biocarburantes más eficiente y sostenible en el mundo. La mayor parte del etanol de los EE.UU., segundo productor mundial después de Brasil, es sustraído del maíz, una fuente mucho más intensiva en recursos.

En una reunión que tuvo lugar la semana pasada con la Secretaria de Estado de los EE.UU. Hillary Clinton, el ministro de relaciones exteriores brasileño, Celso Amorim, presentó las exigencias de Brasil: Cualquier acuerdo sobre bienes y servicios ambientales tendría que incluir bienes, entre ellos el etanol, que sean de interés exportador para la economía más grande de Sudamérica.

Indonesia, por su parte, ya ha decidido bajar sus impuestos sobre productos de tecnología limpia. En el simposio organizado en paralelo por ICTSD, la ministra de comercio de Indonesia, Mari Pangestu, acentuó que las reducciones arancelarias deberían estar acompañadas de menos barreras no arancelarias y regulaciones de importación, así como más apertura a la inversión extranjera.

¿Inminente acuerdo sobre banano?

Al margen de la conferencia, los representantes europeos y latinoamericanos sostuvieron intensas negociaciones sobre el arancel europeo al banano. Según las más recientes informaciones, las partes están muy cerca de alcanzar un acuerdo sobre la reducción que la UE aplicaría al arancel de Nación Más Favorecida, que pasaría de 176 euros a 148 euros por tonelada. Durante los próximos siete años, el arancel sería reducido a 114 euros por tonelada. A cambio, los productores latinoamericanos desistirían de mantener o plantear alguna disputa al respecto en la OMC. Este acuerdo es muy similar a aquel que la UE ofreció condicionalmente en julio de 2008, pero que fue dejado de lado debido a que las conversaciones de la Ronda Doha colapsaron en ese entonces.

El grupo de países productores de banano de África, Caribe y el Pacífico (ACP), que tienen acceso ilimitado libre de aranceles al mercado de la UE, se cree que estarían dispuestos a aceptar el acuerdo. Sin embargo, los detalles respecto al financiamiento que la UE les otorgará en compensación todavía permanecen pendientes por el momento. Al parecer, la UE ha ofrecido entre 190 a 200 millones de euros, mientras que algunos países ACP todavía insisten en solicitar 250 millones de euros en ayuda.

El acuerdo del banano es parte de una ecuación más amplia entre la erosión de preferencias comerciales y el mandato de la Ronda Doha para la completa liberalización de los productos tropicales. El problema radica en que muchos de los productos tropicales más comercializados están entre aquellos en los cuales un número de países en desarrollo tienen acceso preferencial. Las discusiones están centradas sobre cuáles de los productos deben considerarse como "tropicales", y por lo tanto estar sujetos a una liberalización más rápida, y por otra parte, una lista que comprende aquellos productos afectados por la erosión de preferencias, para los cuales los aranceles serían reducidos más modestamente y de forma gradual para dar tiempo más tiempo a los países beneficiarios para adaptarse.

Los principales productos en cuestión son el ron, el tabaco, las flores frescas cortadas, el arrurruz, el aceite de palma, el aceite de cacahuate, el café y el melón. Mientras que los delegados han convenido sobre los recortes arancelarios que se aplicarían a estos productos, las negociaciones se mantienen respecto al período de aplicación de tales reducciones para cuatro productos en particular: el azúcar, el ron, el tabaco y las flores frescas cortadas.

Según indicaron algunas fuentes, la clasificación de cuatro productos, a saber el azúcar, el ron, el tabaco y las flores frescas cortadas, aún no ha sido decidida. La UE espera concluir el acuerdo del banano hacia el final de esta semana, de tal manera que una notificación de su lista arancelaria actualizada pueda ser enviada al Consejo General antes de su siguiente reunión prevista para el 17 de diciembre. Esto abriría un período de 90 días para que los Miembros puedan presentar posibles objeciones a la decisión propuesta.

Las reducciones arancelarias comenzarán cuando el Tratado de Lisboa entre en vigor, es decir, cuando haya sido aprobado por los Estados miembros y el Parlamento europeo. Bruselas ha estado de acuerdo en reembolsar todos los aranceles a partir del momento en que un acuerdo del banano se firme.

Guatemala, según las últimas informaciones, trata de obtener un mayor acceso a mercado para el ron, mientras Colombia busca más concesiones al azúcar.  Por otra parte, los países ACP consideran que la UE fue más allá de lo necesario en cuanto a erosión de preferencias. Para los caribeños, tres productos son en particular importantes: banano, azúcar y ron.



Algodón también en el centro de la atención

Desde 2003, los subsidios al algodón han destacado prominentemente en las negociaciones de la Ronda Doha, con un grupo de cuatro países de África Occidental que afirman que sus ingresos operacionales y las ganancias de sus exportaciones han sido fuertemente golpeadas por los efectos de los pagos dadivosos de los EE.UU. a sus productores de algodón. En principio los Miembros de OMC han estado de acuerdo en recortes a los subsidios y a los aranceles al algodón como parte de un acuerdo de agricultura de la Ronda.

Sin embargo, un eventual acuerdo de Doha todavía permanece distante. Los ministros de Burkina Faso, Malí, Benín, y Chad comentaron este martes a periodistas que los EE.UU. no han reformado sus prácticas de subsidios al algodón. Mamadou Sanou, el ministro de comercio de Burkina Faso, recalcó la posibilidad de llevar a Washington al establecimiento de una disputa ante la OMC si éste no cambia su política. Al respecto, Brasil ya ha ganado una disputa en la OMC contra los subsidios estadounidenses al algodón. Ahmadou Abdoulaye Diallo, ministro de comercio e industria de Mali, acentuó que ellos preferirían evitar una disputa.

1 December 2009
Durante el primer día de la Séptima Conferencia Ministerial de la OMC los funcionarios de la OMC y ministros de comercio de todo el mundo intentaron sentar las bases para esforzarse una vez más en...
Share: 
3 December 2009
Los Miembros de la OMC están listos para brindar otro impulso para lograr un acuerdo en las negociaciones de la Ronda Doha mediante la realización de un ejercicio de "inventario" en marzo de 2010. El...
Share: