Puentes Diario de Cancún #6 | El colapso de Cancún: donde no hay voluntad, no hay manera

15 September 2003

Entre amargas divisiones sobre agricultura y el lanzamiento de negociaciones de los temas de Singapur, la Conferencia Ministerial de Cancún terminó repentinamente el domingo, sin llegar al consenso en ninguno de los temas de la agenda. Algunos Miembros cuestionaron la decisión del Presidente de interrumpir las discusiones de la negociación final después de haber abordado únicamente los temas de Singapur. Otros identificaron el proceso de toma de decisiones de la OMC como el principal responsable del fracaso de Cancún.

El Juego Final

Durante una "nuit blanche" de consultas, que duró hasta las cuatro de la madrugada, los ministros expresaron sus preocupaciones sobre la revisión del borrador del texto ministerial que fue presentado por el Presidente de la Conferencia, Luis Ernesto Derbez el 13 de septiembre. Hubo grandes diferencias entres los Miembros en una amplia gama de temas dentro del texto revisado; pero al final del día, el asunto del lanzamiento de negociaciones en temas de Singapur fue la principal causa de desacuerdo.

Debido a las grandes divisiones en los temas de Singapur, y porque parecía que las posiciones sobre agricultura estaban más cerca de un compromiso, Derbez decidió abordar los temas de Singapur primero, seguido por agricultura y otros temas, en las consultas informales del "cuarto verde" el domingo por la mañana. Un número selecto de países asistieron a dichas consultas, algunos de ellos representando grupos más amplios de países. Algunos observadores se preguntaron porqué Derbez decidió tratar los temas de Singapur antes de agricultura, visto que muchos países (en su mayoría PEDs) habían insistido en que el avance en los temas de Singapur dependía en gran medida del movimiento en los temas controversiales de agricultura. Algunos países africanos cuestionaron el hecho que el tema de la agenda de las CE debía ser el "hacer o romper" de la Ministerial, en vez de algún tema prioritario para ellos.

A lo largo de la mañana, los ministros discutieron varias opciones para los temas de Singapur, enfocándose particularmente en la separación de dichos temas de tal manera que se pudiera identificar cuales estaban los suficientemente maduros para su negociación. Mientras el día avanzaba, todo indicaba que las CE estarían preparadas a dejar por fuera inversión y políticas de competencia de la Ronda de Doha y de la OMC, dejando la facilitación del comercio y transparencia en compras gubernamentales para un lanzamiento en Cancún.

A principios de la tarde, el Ministro Derbez pidió un receso de una hora que permitiera a los países asistiendo al "cuarto verde" de consultar con sus diversas agrupaciones. Fuentes describieron el ambiente antes del receso como "bueno".

En ese momento, según informes, las CE consultaron con el Comité 133 (El Consejo encarado de temas comerciales de la UE), donde los países Miembros de la UE aceptaron el principio de separar los temas de Singapur, pero comentaron que querían esperar los resultados en las otras áreas. Mientras tanto, los países africanos que asistieron a las discusiones del "cuarto verde" rindieron su informe a la alianza de PEDs formada por los países de la Unión Africana, los ACP y los PMDs.

Sin embargo, al regreso de la pausa, se percibió rápidamente que las posiciones se habían endurecido. Botswana, representando a la Unión Africana, comentó que no podrían apoyar un texto que incluyera alguno de los temas de Singapur, aun si fuera únicamente el de facilitación del comercio. En seguida intervino Corea del Sur (apoyado por Japón) afirmando que no podría regresar a Corea con un acuerdo que no incluyera todos los cuatro temas. Fuentes indicaron que a pesar de comentarios hechos por las CE y por China de que aun pudiera existir espacio para encontrar compromisos, el Ministro Derbez procedió a la conclusión de la Ministerial argumentando que no veía como se podrían conciliar las posiciones opuestas en temas de Singapur, y que había llegado el tiempo de terminar el proceso. Más tarde, fue claro que muchos países, particularmente los industrializados, no estuvieron contentos con la decisión. Patricia Hewitt, Secretaria de Estado para Comercio e Industria del Reino Unido calificó la decisión de Derbez como "sorprendentemente inesperada" y "prematura". Agregó que "había un acuerdo que firmar", indicando que los europeos estaban preparados a negociar. En su defensa, Derbez culpó por el colapso de las discusiones en parte a la incapacidad de alejarse de la retórica: "nadie puede vivir de la retórica", expresó.

A las cuatro de la tarde, el Ministro Derbez rindió un informe a los Jefes de Delegación, donde propuso un comunicado ministerial de seis párrafos que fue aprobado por los miembros poco tiempo después.

El Comunicado Ministerial

El comunicado ministerial adoptado en Cancún reúne únicamente seis párrafos (disponible en http://www.ictsd.org). En el comunicado, los Miembros puntualizan que trabajaron duro y constructivamente en Cancún y que lograron "progresos considerables". Sin embargo, resaltan que es necesario mayor trabajo en las áreas claves, y el comunicado instruye que dicho trabajo se lleve a cabo en Ginebra, "tomando en cuenta todos los puntos de vista" expresados en Cancún. El texto declara que el Presidente del Consejo General, junto con el Director General de la OMC, tendrán que convenir una reunión de Funcionarios de alto nivel antes del 15 de diciembre de 2003 para tomar las medidas necesarias. Los Miembros incluirán los trabajos hechos en Cancún dentro de la nueva fase.

Reacciones

G-22: Hablando por el G22, Brasil, Argentina, Sudáfrica, Ecuador y Egipto dijeron que aunque el fracaso de encontrar un acuerdo sería un contratiempo, el grupo se había consolidado y demostrado como un cuerpo serio y profesional en las discusiones sobre agricultura, concentrándose en los temas de interés para una gran proporción de la población de los PEDs.

Sin embargo, algunos observadores señalaron que era fácil hablar de una unidad cuando la coalición no había sido probada en negociaciones reales que fueran más allá de una propuesta inicial. Otra fuente agregó que el hecho que India y Brasil coordinaran en la OMC no era nada nuevo, la novedad era la participación de China y el enfoque exclusivo en agricultura.

El G22 resaltó que todas las piezas serían tomadas y que las negociaciones empezarían desde el punto donde se habían quedado en Cancún. Agregó que era normal que un proceso tan complejo como el de agricultura tuviera sus alti-bajas y que, de hecho, la situación actual no era el fin, sino el comienzo de una nueva fase.

El G22 refutó la noción que su inflexibilidad sobre el tema agrícola hubiera obstaculizado las negociaciones. Usando las palabras del Ministro de Comercio de Brasil, "si existe una unión sobre temas, se puede progresa - creo que no hubo una cohesión similar en los temas de Singapur".

ACP/PMD/UA: Esta alianza de los países más pobres lamentó que las negociaciones finales comenzaran con el tratamiento de "un tema sobre el cual [sus miembros] tenían una posición muy fuerte". Los tres bloques que conforman la alianza habían afirmado su oposición a lanzar negociaciones en cualquiera de los temas de Singapur en las declaraciones Ministeriales recientes, y por lo tanto sentían que su única alternativa era rechazar la propuesta de las CE a abandonar dos de los temas. La alianza también se sintió defraudada al ver que las negociaciones finales en Cancún no lograron abordar sus temas prioritarios, i.e. agricultura, acceso a mercados no-agrícolas, TE&D, y - por su puesto - el tema del algodón. El vocero del Grupo de PMD, el Ministro de Comercio de Bangladesh, Amir Chowdhury, dijo, estrictamente desde su capacidad permanente, que la alianza hubiera podido ser más flexible en cuanto a los temas de Singapur, si es que se hubiera ofrecido más por el tema del algodón. El párrafo sobre algodón en el segundo borrador de la Declaración Ministerial fue visto por varios países africanos y otros países pobres que producen algodón, como una bofetada en la cara, pues sus expectativas eran altas después de ver la buena recepción a la propuesta sobre algodón que presentaran un par de días antes en la sesión plenaria de la Ministerial.

El Grupo de Cairns: Este Grupo aparentó todo menos desaparecer en Cancún. Algunos de los miembros clave del Grupo parecieron enfocar sus esfuerzos en el trabajo del G22, del cual ahora también formaban parte.

Al final de las negociaciones, Australia emitió un pronunciamiento expresando su decepción sobre el hecho que se negó un logro a los granjeros del mundo.

CE: Tratando notablemente de contener su frustración, el Comisionado Europeo de Comercio, Pascal Lamy, no mostró su perspectiva que "Cancún fracasó". Añadió que mientras la Ronda de Doha no estaba muerta, definitivamente estaba en "cuidados intensivos". También resaltó que el resultado "no solamente era un golpe grave para la OMC, si no también una oportunidad perdida" tanto para los países desarrollados como para los PED. Lamy y el Comisionado de Agricultura Franz Fischler destacaron que las propuestas planteadas en Cancún, incluyendo las de agricultura y los temas de Singapur, se mantendrían en la mesa.

En vez de señalar a alguno de los países, Lamy culpó a los procedimientos y reglas de la OMC, que dijo, no pudieron soportar el peso de las tareas de la organización y guiar las discusiones de 146 Miembros en una manera conducente al consenso. Notó que "la OMC se mantiene como una organización medieval", reiterando su perspectiva expresada previamente en 1999 en Seattle. Lamy señaló que la reforma requería de una reflexión y consulta cuidadosa con los estados miembro de la Unión Europea (UE), irguiendo la posibilidad que ésta tome una postura más pro-activa y plantee sobre la mesa algunas propuestas.

Al ser preguntado sobre si creía que todavía se lograrían finalizar las negociaciones para la fecha límite de finales de 2004, Lamy indicó que el 50 por ciento de la agenda de Doha debió concluirse en Cancún para que se lograra alcanzar la fecha límite, y sin embargo, solo se había logrado abordar un 30 por ciento.

EE.UU.: EE.UU. reaccionó al fracaso de las discusiones con un velo muy delgado de frustración. El Comisionado Representante de los EE.UU. para asuntos comerciales, Robert Zoellick, se quejó que su país había llegado a Cancún listo para negociar sobre una serie de temas, incluyendo agricultura, y vio sus ambiciones frustradas por PED que parecían más interesados en la "retórica táctica" que en lograr progresos concretos. Zoellick condenó a ciertos PED de inflexibles durante las negociaciones, señalando que "la frustración no es una política". Sus comentarios, que principalmente fueron dirigidos al G22 y Brasil en particular, enviaron señales confusas sobre el futuro de la política comercial agrícola de EE.UU. Por un lado, Zoellick enfatizó que EE.UU. buscaría agresivamente negociar acuerdos comerciales bilaterales y regionales en ausencia de un avance en el ámbito multilateral. Por otro lado, también expresó su frustración con los países Latinoamericanos, que dijo habían "perdido oportunidades" para reducir radicalmente los subsidios y ampliar el acceso a los mercados al tomar posiciones que no permitían mayor flexibilidad. El fracaso de las discusiones en Cancún podrían complicar gravemente las negociaciones del Acuerdo de Libre Comercio de las Américas (ALCA) que se realizarán en noviembre en Miami, donde también se espera que agricultura sea un tema importante.

Japón: Japón buscó evadir responsabilidad por el estancamiento de las discusiones sobre los temas de Singapur, insistiendo que había demostrado la flexibilidad necesaria para avanzar con las discusiones, y alegando que los temas "tratan sobre hacer reglas, y todos necesitamos reglas". Sobre el también controversial tema de agricultura, Japón mantuvo que continuaría consultando con el G10 para bloquear la expansión de contingentes arancelarios y de límites arancelarios, notando que no podía y no accedería a estas propuestas.

CARICOM: Billie Milla, coordinador de la Comunidad Caribeña (CARICOM), contradijo las evaluaciones de algunos de los jugadores principales que indicaron se había progresado en agricultura, y argumentó en vez que se había avanzado poco sobre el tema, lo cual realmente le daba igual al CARICOM. Milla resaltó que todos regresaban a casa con las manos vacías y que nadie había ganado nada.

Director General Supachai: EL DG de la OMC, Supachai Panitchpakdi, estaba "decepcionado pero no desalentado", y añadió que los Miembros habían llegado "muy cerca de un acuerdo final", con un avance real en todas las áreas, incluyendo acceso a mercados no-agrícolas, desarrollo e "incluso los temas de Singapur". Hizo un llamado a los Miembros para "que asciendan sobre el interés nacional" y miren a las retribuciones multilaterales. Añadió que "no podemos permitir que se descarrile la ronda, pero sí necesitamos encausarla".

Reacciones de la sociedad civil: Las reacciones inmediatas de ActionAid, Oxfam y Greenpeace fueron de acusar a las CE y EE.UU. de echar a pique las discusiones. La Red Internacional de Género y Comercio y la Red de Comercio de África, celebraron el fracaso de las discusiones como "un cambio político radical en las dinámicas de poder de la OMC, con los PED resistiendo con éxito a la presión e intimidación extrema". La WWF dijo que el fracaso representaba una oportunidad para la sostenibilidad y que ahora los países deberían concentrarse en debilitar la agenda de la OMC y tratar los temas de desarrollo sostenible en foros fuera de la OMC. El grupo europeo de negocios, UNICE y el Foro de Servicios Europeos expresaron por su parte la decepción de las oportunidades perdidas en Cancún.

El Camino por Seguir

En este punto, el tema de las discusiones que continuarán en Ginebra no está muy claro, particularmente no existe un plan de manejo de fracasos para la Conferencia. Ni el primer, ni el segundo borrador de los documentos Ministeriales fue adoptado por los Miembros. El conciso Estatuto Ministerial notifica que los Miembros deben aportar a la nueva fase "todo el trabajo valioso que se ha realizado en la conferencia. En las áreas donde se ha logrado un alto nivel de convergencia en los textos, nosotros emprenderemos en el mantenimiento de la convergencia, mientras trabajamos por un producto global aceptable". ¿Qué sucederá con aquellas áreas en las que no se logró un alto nivel de convergencia?

Adicionalmente, existe la pregunta sobre el cambio de contexto. Algunos observadores notaron que, post Cancún, los PEDs pueden no disfrutar -correcta o incorrectamente- del mismo grado de simpatía del cual disfrutaron luego de la conferencia de Seattle, cuando las semillas de la Ronda de Doha se sembraron. Otros predicen que la unión entre numerosos PEDs cambiará a su favor el equilibrio del poder en la institución.

Además, nadie piensa realmente que la Ronda de Doha concluya para el 2005 como estaba previsto, ni se aventura a decir cuál será el resultado. Estos cambios en el contexto para varios procesos regionales, como el ALCA y los acuerdos económicos de alianza negociados entre las CE y los países del ACP. La región del Caribe enfrenta negociaciones en tres foros al mismo tiempo -las CE, el ALCA y la OMC- y tres reuniones ministeriales han sido asignadas para los próximos tres meses. Un representante de CARICOM aseguró que los países preferían completar las negociaciones con la OMC primero, estableciendo de esa manera un marco para las discusiones regionales.

Finalmente, las CE y EE.UU. formularon fuertes estatutos sobre la estructura de toma de decisiones de la OMC, argumentando que la institución es ineficiente para ofrecer resultados. Esto puede conducirles a intentar cambiar esas estructuras o a enfocar la atención en los esfuerzos bilaterales y regionales.

14 September 2003
Los Ministros comenzaron la última fase de negociaciones continuas intentando encontrar suficiente espacio común para evitar llegar a un punto muerto. Sin embargo, las reacciones de la última...
Share: 
22 October 2003
Cuando los 34 ministros de comercio del hemisferio occidental se reúnanlos próximos días en Miami, EE.UU. Harán todo lo posible porque no se desplomen las negociaciones para el Área de Libre Comercio...
Share: