Agenda inmediata de negociaciones comerciales

Undefined

¿Hacia dónde se dirige la agenda de negociaciones comerciales internacionales? Varios son los elementos que evolucionarán o cambiarán en el panorama más inminente del comercio internacional y el desarrollo sostenible.

A modo de ejemplo, la posible conclusión de la negociación del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP) con su respectivo y polémico capítulo sobre propiedad intelectual que sin duda debiese atender las necesidades de los países en desarrollo; o el comienzo de la definición de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y, por lo tanto, el papel del comercio internacional en la consecución de los mismos; o la construcción de un eventual acuerdo plurilateral para la liberalización de bienes ambientales en el marco de la Organización Mundial del Comercio.

Las reflexiones de Osvaldo Rosales y Sebastián Herreros sobre lo que está en juego para los países de la región en el TPP; de Carolina Sepúlveda sobre los riesgos en innovación y acceso al conocimiento en ese mismo mega acuerdo; de Alice Tipping respecto a los ODS y la conformación del programa de desarrollo post 2015 y; de Mahesh Sugathan sobre las perspectivas a partir de los compromisos de APEC en 2012 y Davos este año para bienes ambientales tratan precisamente algunos de los componentes de esa agenda inmediata.

El comercio internacional se adapta, modifica e intenta responder con más o menor éxito a las necesidades actuales, a la reorganización de la producción mundial y a las voces de las potencias emergentes, o a la interrelación obligada con otras materias debido a la mayor demanda de recursos naturales o al fomento de las energías renovables para cubrir la creciente demanda de energía en el mundo, entre otros temas.

La agenda más actual de las negociaciones comerciales internacionales también debe ir acompañada del  estudio y el análisis sobre el rol de la inversión en las cadenas productivas, la regulación de los servicios, el papel de las barreras no arancelarias, el diseño de nuevas disciplinas en los acuerdos comerciales o la participación de los actores no estatales en la política comercial.

En Puentes buscaremos proporcionar una mirada relevante a fin de contribuir activamente con las discusiones de la agenda sobre comercio y desarrollo sostenible y así abonar al fin de la integración comercial y la mejora de las condiciones de vida a través de la misma.

Les agradecemos a todos aquellos que respondieron nuestra encuesta anual. Estamos tomando en cuenta sus sugerencias y opiniones para cumplir más acertadamente nuestra misión.

El equipo de Puentes.

Image: 
Volume: 
15,
Number: 
2
Date period: 
Thursday, 13 March 2014 - 6:15pm
Publication: 
Imported: 
1
Imported reference: 
186522
Promote to homepage: 
No
Language: 
Is Bridges Weekly: 
no

Comercio agrícola, oportunidades para el desarrollo sostenible

Undefined

La agricultura es una actividad económica preponderante en América Latina, responsable del 5% del PIB y del 30% del empleo. En términos de comercio internacional, la agricultura representa el 23% de las exportaciones totales de la región, donde el Cono Sur se erige como un importantísimo proveedor de materias primas y de alimentos.

La agricultura es también la razón del 14% de los gases de efecto invernadero y uno de los sectores más vulnerables a los efectos del cambio climático. Es además un sensible bastión político y un foco relevante de atención ante crisis alimentarias y alzas en los precios de los alimentos que ciertamente tienen un fuerte impacto en el abastecimiento de los países en desarrollo e importadores netos de estos productos.

En este primer número del año tratamos las oportunidades que para el desarrollo sostenible representa el comercio agrícola y, de cierta manera, retomamos el debate en el marco del Congreso de las Cátedras OMC, celebrado en Buenos Aires en septiembre pasado en Flacso Argentina. Nuestro propósito es revisar el estado actual del comercio agrícola en la región desde distintas perspectivas nacionales, analizando sus retos, obstáculos y opciones de política para enfrentarlos.

En la edición de febrero nos acercamos, por tanto, a algunos de los aspectos del comercio agrícola donde hay relevantes áreas de oportunidad para el desarrollo sostenible. Empezamos con las propuestas de Giovanni Anania para regular y limitar las restricciones a las exportaciones en el marco de la OMC con el objetivo de promover la seguridad alimentaria. Incluimos, luego, el artículo de Ignacio Bartesaghi sobre la transformación agrícola que ha experimentado el Mercosur en las últimas décadas, gran productor regional, haciendo especial hincapié en Uruguay como caso de estudio. La participación y las capacidades de los países de la región en la aplicación de medidas sanitarias y fitosanitarias, uno de los elementos subyacentes del comercio agrícola, aportan algunas lecciones que son importantes a tener en cuenta por los formuladores de política de la región, según nos relatan Sofía Boza, Rodolfo Rivers y Juan Rozas. Ernesto Mattos, a su vez, nos ayuda a comprender mejor la historia y el por qué de la "hegemonía" agraria en Argentina, que en parte explica la actual aplicación de los impuestos a la exportación en ese país. Por último, completa el número Alejandro Gutiérrez con su contribución sobre la preocupante situación deficitaria que atraviesa Venezuela en su comercio exterior agroalimentario, que mucho golpea a su población y que representa un quiebre agudo a su desarrollo en todas sus facetas.

Finalmente, los invitamos a consultar nuestra revista y a contestar nuestra encuesta anual, la cual está disponible en este link. Su retroalimentación nos ayudará a perfeccionarnos y a entender mejor el impacto y el alcance de nuestro trabajo.

El equipo de Puentes.

Image: 
Volume: 
15,
Number: 
1
Date period: 
Wednesday, 12 February 2014 - 10:45pm
Publication: 
Imported: 
1
Imported reference: 
183966
Promote to homepage: 
No
Main Tag: 
Language: 
Is Bridges Weekly: 
no

Lamy: con nuevas concesiones se podrá finalizar la Ronda de Doha: El Director General de la Organización Mundial del Comercio, Pascal Lamy, afirmó durante una reunión del Consejo General llevada a cabo el 14 de diciembre, que aún es posible finalizar las

Undefined

En la sesión final del Consejo General, Lamy dijo que "los principales actores han anunciado, en términos generales, nuevas flexibilidades", en referencia a los indicios de que varios gobiernos estarían dispuestos a aceptar mayores reducciones de aranceles y de subsidios. "El desafío consiste en traducir esta voluntad política y esas señales de flexibilidad en cambios deposición sustantivos, que resultan necesarios para desbloquear el proceso."

Lamy advirtió que de no suceder esto, las conversaciones podrían concluir en un colapso total. "El fracaso puede estar a la vuelta de la esquina, pero nada nos obliga a doblar por esa esquina". Asimismo, afirmó más tarde a los periodistas que 2007 podría ser un "año crucial para la Organización".

En su informe a los Miembros sobre el estado dela Ronda de Doha, Lamy remarcó las distintas reuniones llevadas a cabo por los presidentes de los diferentes grupos de negociación. Las mismas comenzaron a mediados de noviembre, cuando él autorizó un ‘relanzamiento suave' delas negociaciones, luego de la suspensión de julio a causa de las diferencias en la negociación agrícola. "Aunque durante esas conversaciones no han aparecido hasta el momento cambios reales en las cifras, en particular en la ayuda interna a la agricultura o en la protección arancelaria", reconoció que "se vislumbra un nivel de compromiso creciente". Lamy utilizó esto para demostrar que los Miembros están más dispuestos ahora que antes "a entablar debates sobre las cuestiones sustantivas".

Lamy ya había indicado que las negociaciones en su totalidad, incluyendo aquellas a nivel ministerial, solo recomenzarían una vez que los gobiernos flexibilizaran de manera explícita sus posiciones de negociación. No obstante, le dijo a los delegados que para estar preparados en forma adecuada para que esto suceda "hemos de mantener el ritmo de los trabajos informales que están en curso... y acelerar ese ritmo a nuestro regreso [de la pausa de fin de año] para aprovechar la oportunidad que se nos presenta en el primer trimestre del año próximo". El Director solicitó a los Miembros a que cada uno desempeñe la "función que les corresponde" para asegurar el éxito de la Ronda, recordándoles que el costo de un fracaso podría ser substancial.

Esta "ventana de oportunidad" limitada, surge de la inminente expiración, que ocurrirá en junio próximo, de la ‘autoridad de promoción comercial' (TPA, por sus siglas en inglés)en cabeza del Presidente de los EE.UU. ElTPA permite a la administración de ese país negociar acuerdos comerciales y someterlos ala aprobación (por si o por no) del Congreso sin que este pueda realizar enmiendas. Los países son reacios a firmar acuerdos comerciales con Washington en ausencia de la TPA, debido a que esto dejaría la posibilidad al Congreso a que realice modificaciones en los acuerdos ya negociados. Lamy, al igual que varios negociadores comerciales de muchos países, cree que un avance considerable en las negociaciones a principios de 2007, podría ayudar a que la administración Bush se asegure el apoyo del Congreso para extender la TPA.

Las delegaciones solicitan progreso

Muchas delegaciones han intervenido para expresar su satisfacción por el hecho de quelas conversaciones hayan sido retomadas, aunque muchos criticaron la falta de progreso concreto. Como es típico en estas reuniones, las delegaciones enfatizaron su compromiso con la Ronda, a menudo destacando un puñado de sus prioridades respectivas.

Algunos, como Argentina, Chile, y Japón, advirtieron que un colapso total en las negociaciones era una posibilidad concreta. Un fracaso podría amenazar la credibilidad del sistema multilateral de comercio y así aumentar el riesgo de una ola proteccionista. México dijo que los países no han estado mostrando sus cartas verdaderas, y podrían ir más lejos de loque habían sugerido en las discusiones informales recientes.

India manifestó que a pesar de la ausencia de avances en agricultura, los Miembros han estado haciendo un sincero intento para entender mejor las posiciones de los otros Miembros. No obstante, Brasil remarcó que las discusiones técnicas tienen sus límites. Hablando por el G-20, dijo que los países desarrollados deberían dar algún tipo de señal para determinar de qué manera podrían continuar las negociaciones.

Indonesia, en representación del G-33,remarcó la necesidad para los países en desarrollo de obtener flexibilidades para resguardar ciertos productos de la reducción arancelaria y para protegera los agricultores del incremento desmesurado de las importaciones. El alcance de la protección de ciertos productos, ha sido siempre un tema controversial en las negociaciones. Australia, en representación del Grupo Cairns de los países agro exportadores, dijo que dicho grupo ha estado trabajando para desarrollar mejor las posiciones respecto de la distintas flexibilidades en las negociaciones agrícolas.

Benin, hablando por el Grupo Africano, les recordó a los Miembros que cualquier trato bajo la Ronda de Doha debería incluir el tema de los países en desarrollo netos importadores de alimentos, y de aquellos países que sufrirán una pérdida de mercados a causa de la erosión de preferencias. Benin también remarcó que cualquier acuerdo deberá incluir reglas fuertes en materia de trato especial y diferenciado, así como en materia de asistencia técnica y ayuda financiera. Sudáfrica, en nombre del grupo NAMA-11,destacó que los asuntos de desarrollo, no obstante deberían haber sido el principal tema en las negociaciones, han sido dejados detrás de las negociaciones agrícolas y de aranceles industriales.

¿Cómo los Miembros podrían ofrecer juntos nuevas concesiones?

Algunos Miembros claves han dicho que ellos están dispuestos a ser más flexibles de forma que sea posible poder salir del impasse en las negociaciones, siempre y cuando sus contrapartes comerciales demuestren una flexibilidad similar. La pregunta es, como dijo Lamy durante la conferencia de prensa realizada el 15 de diciembre ¿Quién mueve primero?

El jefe de la OMC reconoció que "nadie "saldrá y simplemente indicará cuánto más estarán dispuestos a ofrecer y cuánto menos están dispuestos a aceptar a cambio.

En vez de eso, él describió un proceso de análisis técnico que espera les proporcionea los países la confianza para proponer nuevas posturas de negociación. Desde que "hay un intercambio de ambición por flexibilidad" - en otras palabras, cuanto más profundo sea el recor te global de aranceles y subvenciones, los Miembros solicitarán más flexibilidades para proteger a productos específicos delas reformas - los funcionarios de comercio pueden "jugar" con distintos números para examinar compromisos potenciales. Los países podrían también tener que probarlos distintos escenarios con sus influyentes grupos de interés locales, para evaluar qué es los que ellos podrían tolerar.

Lamy dijo que tales discusiones sean estado llevando a cabo "en una forma mucho más precisa" respecto de cuando los ministros se reunieron en julio. Estos intercambios, explicó, necesitan producir una serie de opciones, pruebas, y sensibilidades. De esta manera, los países serán capaces de desarrollar "una confianza razonable de que [las nuevas concesiones]no serán consolidadas inmediatamente sin nada a cambio", así como alguna seguridad de que sus ofertas tienen, almenos, coincidencias substanciales con solicitudes moderadas de otros países.

Lamy agregó que "felizmente todo esto tendrá como resultado una etapa en donde la gente se sentirá suficientemente cómoda para volver a la mesa de negociaciones con algo más de lo que había en julio", con el beneficio suplementario de quelas posibles concesiones han sido ‘pre probadas'.

Admitiendo que estas pruebas llevan mucho tiempo, Lamy destacó, con un gesto de aprobación, que se han estado llevando a cabo contactos bilaterales entre Miembros clave, tales como la Unión Europea, EE.UU., India, Brasil y Japón.

Lamy no planea proponer un texto compromisorio

En respuesta a las preguntas acerca de si él ha estado considerando la opción de negociaciones comerciales internacionales- tratando de romper el punto muerto trabajando directamente con los jefes de los negociadores para producir un potencial texto compromisorio -, el jefe de la OMC aclaró que no tenía planes de hacer algo así. Lamy dijo "no he cambiado mi posición al respecto". "Un texto del[Director General] es el último recurso".

Un precedente como este se remontaa 1991, cuando el Director General del GATT, Arthur Dunkel, redactó un texto de un acuerdo comprensivo, en un intento por romper el punto muerto en las negociaciones de la Ronda Uruguay. No obstante el texto había sido criticado, especialmente por los países en desarrollo, el ‘borrador Dunkel' proveyó de alguna manera la base para la conclusión de un acuerdo final, tres años después.

El jefe de la OMC insistió en que una maniobra así podría ser "muy arriesgada", y que la misma no iría de acuerdo con los principios base de la OMC. "No voy a gastar mis vacaciones de navidad escribiendo un texto compromisorio", agregó Lamy.

Image: 
Volume: 
7,
Number: 
5
Date period: 
Saturday, 23 December 2006 - 10:30am
Publication: 
Imported: 
1
Imported reference: 
129207
Promote to homepage: 
No
Language: 
Status: 
Needs to be reviewed
Is Bridges Weekly: 
no

La historia de Doha: Otros deberían tomar la iniciativa…: La mayoría de los Miembros OMC han solicitado el relanzamiento inmediato de las negociaciones bajo la Ronda de Doha. Sin embargo, ninguna de las grandes potencias que intervienen en la negociación

Undefined

En un discurso ante el Consejo General de la OMC, el Director General Pascal Lamy aseveró que "ahora es evidente que el costo del fracaso y la pérdida de la oportunidad de reequilibrarel sistema de comercio perjudicarían más a los países en desarrollo que a los demás". Además, agregó que era por esta razón que seguramente las voces solicitando el relanzamiento expedito de las negociaciones venían principalmente de estos países. En otra declaración, instó a todas las delegaciones a que continuaran con el trabajo técnico, con las simulaciones numéricas y con reuniones informales para preparar el terreno, pero afirmó que este tipo de diplomacia no había producido resultados visibles en términos de mayor flexibilidad. Adicionalmente, Lamy recordó a los Miembros que existiría una pequeña ventana de oportunidad, entre noviembre y la próxima primavera, para poder finalizar las negociaciones en 2007.

Reuniones de alto nivel fracasan en dar resultados

El Comisario de comercio de la Unión Europea(UE) y la Representante comercial de los EE.UU, Susan Schwab, sostuvieron una reunión "exploratoria" a finales de septiembre para intercambiar ideas sobre un posible avance. Aunque ninguno de los funcionarios hicieron declaraciones específicas sobre el encuentro, el Presidente del Comité de agricultura del Senado de los EE.UU., Saxby Chambliss, comentó que estaba "muy, pero muy pesimista" sobre el nuevo acuerdo, e informó que los EE.UU. No considerarían mejorar su propuesta sobre subsidios domésticos hasta que la UE estuviera dispuesta a ofrecer "verdadero acceso a su mercado".

Funcionarios de alto nivel del grupo G-20 de países en desarrollo, de la UE, de Japón y delos EE.UU. se reunieron en Río de Janeiro el 9y 10 de septiembre pasado. En su comunicado, el G-20 culpó a los países desarrollados por el fracaso de la Ronda. Asimismo, hizo un llamado a las potencias comerciales para que mejoraran significativamente sus propuestas - en especial en las áreas cruciales de subsidios y acceso a mercados para productos agrícolas - y que se preparan para otorgar algo de valor en cuanto ala dimensión de desarrollo de la Ronda.

La coalición del G-33 afirmó que cualquier intento por renegociar la arquitectura de las negociaciones sería algo inaceptable. El Grupo recordó que temas como el trato especial y diferenciado, así como los Productos Especiales y el Mecanismo de Salvaguardia Especial formaban parte integral de las negociaciones.

Aún cuando la UE y los EE.UU. han enfatizado también sobre la importancia del relanzamiento de las negociaciones, ninguna de estas dos delegaciones ha ofrecido ideas claras de cómo se podría lograr esto. De hecho, en términos generales, la actuación de estas delegaciones se ha limitado a presionar a la otra para que del primer paso y para pedir que el G-20 sea más flexible en el área de acceso a los mercados para bienes industriales. Las dos delegaciones también afirman que las ofertas que han hecho en acceso a mercados agrícolas y subsidios a la exportación son de alto valor y no deberían de desestimarse.

Propuesta de Australia rechazada

Durante la última reunión del Grupo Cairnsde países exportadores de productos agrícolas, que se llevó a cabo del 20 al 22de septiembre, Australia intentó romper el impasse con una propuesta que solicitaba a la UE una disminución adicional de 5% en su última oferta de acceso a mercados para productos agrícolas. Al mismo tiempo, solicitaba a los EE.UU. que otorgara una disminución adicional de 5 mil millones de dólares estadounidense sal último techo propuesto de 22.7 mil millones para subsidios internos.

Tanto los EE.UU., como la UE rechazaron la propuesta de Australia. Sin embargo, Susan Schwab dijo que la oferta de su país todavía podría ser negociada pero que esto sucedería únicamente bajo la condición que la UE estuviera dispuesta a mejorar sustancialmente su oferta en acceso a mercados. Como era esperado, el Embajador de las Comunidades Europeas ante la OMC, Carlo Trojan, solicitó a EE.UU. Que mejore su oferta de ayuda interna como una precondición al avance de las negociaciones.

Al final de la reunión, el Grupo Cairnspublicó un comunicado en el cual solicitaba a los EE.UU., a Japón, a Suiza, a la UE ya todos los otros países con el nivel más alto de protección y ayuda doméstica mejoraran sus ofertas para poder establecerlas bases para un relanzamiento rápido delas negociaciones.

Solicitan a China que sea más pro-activa

Durante su visita a China, en agosto último, Susan Schwab, pidió a ese país que tomara un papel más pro-activo en el proceso de revivir las negociaciones. Asimismo afirmó que únicamente sería posible llegar a un resultado positivo de las negociaciones con la participación activa y positiva de China. En este sentido, solicitó a China que sirviera de ejemplo para los demás países, demostrando su buena voluntad para abrir sus mercados y para desmantelar las medidas proteccionistas. El Ministro de Comercio chino, Bo Xilai, declaró que su país estaría dispuesto a cooperar más, sin embargo, recordó que la dimensión de desarrollo debería permanecer como el elemento "más importante" de las negociaciones y que los países desarrollados deberían tomar el liderazgo y hacer una contribución esencial para revivir las negociaciones lo antes posible.

Frustración sobre la crisis

Funcionarios de la OMC han manifestado su frustración acerca de la falta de flexibilidad y aparente apatía de los negociadores. En su discurso ante el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, Pascal Lamy afirmó que el desafío de la negociación "no era técnico", sino más bien político. También sostuvo que no era suficiente con expresar preocupación sobre el sistema multilateral de comercio y voluntad por seguir conversando, si esto nove nía seguido de una verdadera maniobra política con los actores relevantes a nivel nacional.

Image: 
Volume: 
7,
Number: 
4
Date period: 
Wednesday, 23 August 2006 - 10:06am
Publication: 
Imported: 
1
Imported reference: 
129201
Promote to homepage: 
No
Language: 
Status: 
Needs to be reviewed
Is Bridges Weekly: 
no